La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves


Cristina, Hebe, Zaira y Ricki.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

23062011

Mensaje 

Cristina, Hebe, Zaira y Ricki.




En una sociedad que no deja de sangrar por la crónica inseguridad, encima vivimos de escándalo en escándalo, con el corazón en la boca y siempre listos para la nueva sorpresa, que acaecerá destinada, inapelable, puntual.

A las desventuras de Hebe de Bonafini, engañada, traicionada y estafada por un pérfido parricida, su hermano y una banda de malandras que la sorprendieron en su inmaculada buena fe durante más de 16 años, se le suma lo del INADI, un genuino conventillo de la Paloma, con intervención policial, acusaciones de grueso volumen, el ojo de la corruptela siempre abierto en estas cuestiones y travestis al borde de perder conchabos.

Y como sobre llovido, mojado, la boda interruptus de la conductora Zaira Nara con el futbolista Diego Forlán, que hasta hace una semana parecía encaminada hacia la felicidad televisiva y ahora queda en la nada con palabras enigmáticas que dan que pensar: ella, “menos mal que no me casé”; él, “lo que hizo Zaira es una bajeza”.

Lo peor: da la impresión que en esos asuntos aún queda mucho hilo para cortar.

Pero a estos alborotos hay que sumarle otros que, silenciados, casi fantasmales, transitan la omisión, como gris de ausencia .

A principios de mes un prófugo de la Justicia argentina fue recibido en Bolivia con todos los honores que corresponden a un alto funcionario extranjero. A Ahmad Vahidi, actual ministro de Defensa iraní, no se lo busca por asalto en banda en poblado u ofensas a la moral y a las buenas costumbres: sospechan que estuvo implicado en el mayor atentado de la historia argentina, el de la AMIA, en 1994, que costó 85 vidas, entre ellas las de cinco ciudadanos bolivianos.

Sin embargo, el gobierno de la hermana República al parecer ignoraba esta situación, nada menor y más que pública, y hasta mostró por TV al fugitivo junto al presidente de esa nación, Evo Morales. Interpol Bolivia da la impresión que ni se enteró de la presencia en su suelo de alguien sobre quien pesa captura internacional y todo terminó a la velocidad del rayo, con la expulsión –¿por qué no la detención?– de Vahidi de Bolivia y una nota del canciller del país vecino a su par argentino en el cual atribuía el, sin duda, “gran incidente” al “desconocimiento en ciertos niveles de las circunstancias de la invitación cursada”.

No hubo twittermanía ni nada semejante: aquí no pasó nada.

Con idéntica discreción se diluyó el conflicto que casi nos lleva a un conflicto con Estados Unidos –menos mal, no bélico–, luego de que el canciller Timerman, con alicate antiimperialista en mano, decomisara un material secreto que ese país había introducido en el nuestro para unos cursos a policías locales, acordados previamente por ambas potencias.

A pesar del prolongado secuestro de los elementos confidenciales –lo que motivó la intervención directa de Barack Obama–, todo se terminó hace unos días con la devolución, de buenas a primeras. Y nadie dijo ni mu.

Pero menos que mu expresó el Gobierno ante el 25° aniversario de la muerte del más grande escritor argentino. Hay decenas de miles –¿millones?– de estudiantes de humanidades en el mundo que quizá no sepan qué es o dónde queda la Argentina, pero saben quién es Borges, lo leen con justa devoción y acaso a través de esas lecturas tengan noticia del lejano, sureño y tan insular país latinoamericano que mencionan muchas de sus textos.

Pero el escritor era antiperonista y de un conservadurismo de tintes –¡horror!– liberales, faltas gravísimas que no subsana el genio ni prescriben en un cuarto de siglo, porque al enemigo … ¡minga de justicia y menos de ocho cuartos! ¿Habrá que esperar al centenario?

Así, mientras el mundo celebraba la memoria de Borges –en Venecia, hasta con un jardín laberíntico que forma su apellido espejado–, en Buenos Aires un grupo de actores y locutores, convocados por el Gobierno de la Ciudad, leyó fragmentos de su obra en plaza San Martín. Apenas. Eso sí, Cristina Fernández de Kirchner por esos días tuvo lugar en su agenda para recibir a Ricky Martin.


Por Marcelo Moreno.


avatar
MINO
Miembro Vip
Miembro Vip

Géminis Gallo
Mensajes : 3884
Reputación : 1262
Fecha de inscripción : 04/02/2010
Edad : 72

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

Cristina, Hebe, Zaira y Ricki. :: Comentarios

avatar

Mensaje el Jue Jun 23, 2011 3:36 pm por Abu Gra-la boti

ES LO QUE HAY.Y APENAS HA COMENZADO- A PESAR DE LOS AÑOS TRANSCURRIDOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.