La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq250%Drogas, locura y muerte FONDOq2 50% [ 1 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq250%Drogas, locura y muerte FONDOq2 50% [ 1 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]
Drogas, locura y muerte FONDOq20%Drogas, locura y muerte FONDOq2 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves

intoxicados  


Drogas, locura y muerte

Ir abajo

02082011

Mensaje 

Drogas, locura y muerte Empty Drogas, locura y muerte




En qué se relacionan Anders Breivik, el monstruo alto, rubio y ario que en Oslo masacró a 77 personas en unas horas; la cantante Amy Winehouse que, luego de una corta vida inmersa en alcohol y drogas, murió misteriosamente en su casa de Londres y Jorge Silva, de 34 años, el convicto al que su padre denunció para que lo volvieran a encerrar porque sino “un día me lo traen muerto” , fuera de que golpearon -con diverso calibre- como noticias la semana que pasó?

Los hermana, en principio, la muerte.

Uno, fabricándola a una escala casi inconcebible en un plan o cruzada de ultraderecha bañado en sangre que urdió durante más de una década para producir una “revolución europea” contra el Islam -en realidad, lisa y llanamente, una guerra mundial-.

Los otros dos, jugándose la vida en una ruleta rusa de experiencias extremas con sustancias peligrosas.

El último recital que dio Winehouse, que fue en Belgrado, terminó en abucheo masivo por parte de un público que no tardó en notar que estaba perdidamente borracha.

Una de las últimas incursiones de Silva en la casa que vivía con su familia, mientras cumplía un régimen de libertad condicional, consistió en arrancar el calefón de cuajo, según cuenta su padre, para ir a venderlo y así comprar estupefacientes.

Tanto el helado asesino noruego como la intérprete inglesa y el delincuente argentino ingirieron drogas. Los dos últimos en su calidad de adictos; el primero, bien cerebral, para ser “más efectivo”, de acuerdo a sus declaraciones, en su operación masacre.

También la locura merodea los tres casos . A Silva, a Winehouse y a Breivik nadie los acusaría de ser un dechado de normalidad.

Sólo que el último quiere ser declarado demente para pasar los próximos años en un cómodo psiquiátrico noruego en vez de hacerlo en una cómoda cárcel noruega.

Y si bien la cabeza de Breivik no da la impresión de contar con el elenco completo de los jugadores , su “locura” puede ser asimilada a la de Hitler, Stalin, Pol Pot, Mao, Videla, Obiang o Mladic, genocidas a conciencia, pacientes, metódicos, lúcidos, tan o menos alienados que Nerón o Asurbanipal.

Distintos son los casos de Silva o de Winehouse, en los que el desequilibrio estalla a flor de piel como un áspero espectáculo que asombra y angustia.

La incongruencia fue la irrupción de la felicidad en este páramo de locura y muerte. El padre de la cantante dijo en el funeral que su hija “estaba llena de vida y alegre recientemente” , que había dejado de beber y que en los últimos meses había sido más feliz que en todos sus años.

A diferencia de la desgracia, que suele ser más precisa, resulta difícil ahondar en la felicidad . Puede esconderse en unos ojos amados, en el traqueteo de un tren o un avión al iniciar el viaje, en una aguja hipodérmica, en una oración que se repite o en un paisaje o un momento impensados.

Tolstoi postula en el principio de su portentosa “Anna Karénina” que las familias felices se parecen y que las desdichadas lo son cada una a su manera. Acaso el clásico lleve la razón.

Quizá la felicidad de Winehouse -que, paradójicamente, parece haber muerto por un shock de abstinencia alcohólica – yacía en el interior de una botella.

Y el de la bestia noruega, en un mundo sin minaretes, sin turbantes ni jardines, sin las estilizadas letras arábigas. Sobre todo, sin miles de millones de personas.

¿Qué será la felicidad para Silva, en el caso de que pueda pensar que un estado semejante aún le es posible?

Por Marcelo Moreno


Drogas, locura y muerte 973118096d7eab6c040e1bc
MINO
MINO
Miembro Vip
Miembro Vip

Géminis Gallo
Mensajes : 3884
Reputación : 1262
Fecha de inscripción : 04/02/2010
Edad : 73

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

Drogas, locura y muerte :: Comentarios

Abu Gra-la boti

Mensaje el Mar Ago 09, 2011 10:19 pm por Abu Gra-la boti

Mirá Mino...cada día que pasa me acuerdo mas de Romaniuk.hace un par de días vino Graciela- la hija-y justamente hablamos de como van coincidiendo tantos conceptos que intercambiaba conmigo y que yo jamás creia.Puf.

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.