La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves


LOS ECONOMISTAS “NO SABEN UNA PAPA”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

23102014

Mensaje 

LOS ECONOMISTAS “NO SABEN UNA PAPA”




LOS ECONOMISTAS “NO SABEN UNA PAPA”

La verdadera economía “está escrita” en la Naturaleza (como tantas y tantas cosas más) y donde “se guarda cuando hay para cuando llegan las épocas de penurias” (La Biblia lo recoge en las famosas siete plagas de Egipto (“vacas gordas, vacas flacas”) y su aleccionador relato); ello lo tienen en sus propios genes todas las especies vivas de este planeta, sean animal o planta; salvo el ser humano, que como “bicho incivilizado y absurdamente rebelde siempre”; anda buscando nuevos sistemas que por anti naturales, fracasan todos y a la vista está la situación actual y todas las anteriores, desde que se practica eso tan etéreo que se denomina economía o ciencias económicas, donde los inventores quieren saber más que “el que inventó el sistema”.
Para mí, le mejor lección económica que yo he recibido y que me ha servido estupendamente para hoy vivir con cierto desahogo, se la debo a mi querida abuela materna (lo he referido infinidad de veces) la que aun siendo totalmente analfabeta, tenía la máxima siguiente… “Si ganas cinco nunca te gastes más de tres, guarda las otras dos, que te harán falta para el porvenir”.
La deuda hay que dejarla para lo verdaderamente necesario o imprescindible; mejor el ahorro para una seguridad posterior y aguantar situaciones imprevistas, que la mayoría no suelen ser graves a lo largo de la vida.

Reflexiono hoy así por muchas cosas, pero la principal, es que de nuevo los más “destacados nobeles de economía” se reúnen en Alemania (Lindau-Baviera) (XLSEMANAL 14-09-2014) para ver que aportan al actual desastre que padecemos, precisamente por la falta de economía previsora y que de haber contado con ella, seguro que no estaríamos donde nos han llevado; puesto que según nuestro idioma, ECONOMÍA, es lo siguiente: Administración eficaz y razonable de los bienes. Lo que no se puede decir más claro y contundente en nuestro riquísimo español y supongo que en ningún otro idioma, de los que se emplean hoy en día en “esta –dicen qué- civilización modernísima.
La tan criticada primera ministro alemana (Ángela Merkel) ha sido la primera en darles la gran bofetada estos dieciocho engreídos, con las siguientes frases. “¿Por qué los economistas lo han hecho tan mal a la hora de predecir la realidad?”
Y es que estos teóricos (son simplemente teóricos) pese a su fama, luego y como decimos en España… “ni chicha ni limoná”; se limitan a dar explicaciones de lo que pudo ser y no fue y vaticinan nuevas penurias y desastres sobre las bases de tampoco sabemos qué, puesto que sus explicaciones son más o menos, como cuando los “astrofísicos” (u lo que sean) se emperran en poner fechas de inicio de cuando empezó a funcionar el Universo, de cuándo apareció el hombre aquí, los dinosaurios, la creación y fin del astro solar o de su hija la Tierra que habitamos; que cuando yo los oigo afirmar con tal contundencia, siempre me echo a reír y dejo en el aire las preguntas siguientes… “¿Y ello cuando fue, por la mañana, la tarde, la noche y a qué hora y en qué minuto?”; pero eso sí, estos “lumbreras” siguen teorizando en cosas que nadie se las puede rebatir pero que ellos tampoco lo saben confirmar; o sea que viven de ello (como los economistas de lo suyo) y tienen que seguir en su trabajo, posiblemente por cuanto ya no saben hacer otra cosa y mientras encuentren presupuestos… pues a vivir del dinero público, cosa que debe ser “un placer de dioses para muchos”.
Pero volviendo a la economía real en este planeta. La misma está reflejada perfectamente en el hormiguero, termitero, colmena y tantas cosas más; donde se trabaja con lo que hay, se administra bien y luego con los excedentes, se va ampliando dentro de lo que la normalidad natural permite y manda… “y el hombre no es (somos) otra cosa que una hormiga más, quizá más inteligente en muchas cosas, pero igualmente mucho más idiota en muchas otras cosas más”.
En el “reino humano” los excedentes se gastan en guerras, viajes espaciales, negocios ruinosos y en número incalculable; en mantener ejércitos de parásitos, en edificar líneas ferroviarias innecesarias, aeropuertos donde no es posible mantener una circulación necesaria para que sea rentable y en infinidad de cosas que seguro usted (que lee esto) ha visto u oído multitud de veces y se ha preguntado lo de siempre… ¿por qué? Y esos infinitos “por qués”, son los que llevaron a ejércitos de inútiles que no sabrían administrar “ni un quiosco de pipas y caramelos”, a arruinar a millones y millones de inocentes seres humanos y luego seguir viviendo de esos errores y además tratando de justificarlos… “O sea, lo archisabido de hacernos comulgar con ruedas de molino”; y no, la cosa es mucho más sencilla. Y lo dice en su sentencia, nada menos que el diccionario del grandioso “Idioma Español” que nos legaron aquellos buenos reyes (hubo pocos más) denominados Isabel y Fernando “los católicos”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1942
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.