La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves


No somos nada… “no somos nadie”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

05122014

Mensaje 

No somos nada… “no somos nadie”




No somos nada… “no somos nadie”

No recuerdo el título, pero sí el contenido de aquel maravilloso documental, realizado sobre las dimensiones del hombre, de lo que sobre él existe y de lo que existe dentro del mismo ser.
La imagen partía de un individuo situado en una minúscula barca sobre la orilla del mar y en la que practicaba la pesca con caña.
La imagen tomada desde la vertical se iba distanciando y elevándose en el espacio hasta que desaparecía la persona, la barca, la costa, incluso el mar y se llegaba al espacio fijando el país, el continente, el globo terráqueo, el sistema solar y así hasta llegar a la galaxia. Luego retrocedía por igual “camino” y llegaba de nuevo a la barca, donde aquel hombre y por un accidente (se suponía) aparecía con una mano extendida y en uno de sus dedos una gota de sangre, por donde penetraba “la cámara” y recorría todo su interior mostrando los enormes espacios que dentro de nuestra anatomía existen y haciéndonos ver que al igual que ocurría en el universo exterior; de forma parecida dentro de nosotros había “distancias siderales” e infinidad de “seres o cuerpos vivos” que no tenían relación o conocimiento los unos de los otros; o sea como se imagina puede ocurrir en esos hipotéticos habitantes del Universo y que ni nos conocemos ni podemos comunicarnos. Lo que nos puede recordar aquella sentencia religiosa que afirma, que fuimos creados… “a su imagen y semejanza”.

Aquella película se me quedó grabada en mi mente y pese a que cuando la vi fue hace muchos años y era yo bastante joven.
Por entonces era frecuente en mi tierra, que cuando surgía cualquier, catástrofe de más o menos envergadura, en alguno de los presentes que comentaban ello, siempre surgía la manida frase de… “no somos nada… no somos nadie”, con lo que se cerraba la realidad humana de la insignificancia del individuo… cualquier individuo y en cualquier lugar “de la escala social”.
Después o mucho después y leyendo a algunos estoicos, creo recordar que es Marco Aurelio, el que en algunas de sus sentencias, afirma y detalla que todo desaparece, que por importante que sea el individuo, al final desaparecerá y no dejará rastro alguno; que el tiempo lo borra todo. Y lo afirmó nada menos que siendo uno de los más destacados emperadores romanos y el único que fue sabio filósofo.
Hoy mismo “andan buscando la tumba de Alejandro el Grande (o el Magno) y no saben dónde ubicarla”… pese a la pompa de aquel “grande” se han perdido sus huesos, como los de tantos otros famosos en su tiempo y que hoy si acaso son recuerdos veraces o simples leyendas.
Hoy cuando escribo, acabo de leer y ver un vídeo, que lo deja a uno casi sin aliento; por cuanto y científicamente nos hablan de dimensiones afirmando cuanto sigue.
“Comprender nuestro lugar en el mundo no es tarea fácil. La imagen del universo que percibimos desde la Tierra resulta engañosa, vemos solo un fragmento del esquema global y estamos dentro de grandes estructuras como la propia galaxia. Las galaxias, a su vez, no viajan solas como puntos aislados en mitad de la oscuridad, sino que se agrupan por docenas (como nuestro Grupo Local), que anidan a su vez en gigantescos cúmulos que contienen cientos de galaxias conectadas entre sí como pequeñas perlas prendidas de delgados filamentos. El resultado de esta combinación de millones de datos arroja la siguiente imagen: nuestra Vía Láctea está incrustada junto al grupo Local en los márgenes de un supercúmulo de 500 millones de años luz de diámetro que contiene la masa de 100.000 billones de estrellas en unas 100.000 galaxias. A este enorme supercúmulo, que incluye a otros supercúmulos identificados hasta ahora, como los de Hidra-Centauro y Virgo - los astrónomos han tenido el detalle de bautizarlo como Laniakea, en honor de los navegantes polinesios que cruzaron el Pacífico orientándose por las estrellas y que se referían con esta palabra al "cielo inconmensurable". [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
A la vista de todo ello, hay que volver a recuperar aquella frase de que… “no somos nada, no somos nadie” y además habitamos “un grano de polvo estelar”, inidentificable en esas magnitudes, pero en el que… y dentro del mismo, cada instante ocurren esa cantidad de calamidades de todo tipo de las que nos dan cuenta “los informadores”; y que por mucho que tratemos de analizarlas, no comprendemos en absoluto… “pobres criaturas obligadas a viajar en el tiempo y el espacio a velocidades siderales y en tales circunstancias, que no son dignas de otra cosa que de una lástima infinita y de una auto compasión inenarrable”. ¡Cuántos afanes para apenas nada! Amén.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1942
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.