La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves

intoxicados  


DE LO QUE NO HABLARON NI EL REY NI RAJOY

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

30122014

Mensaje 

DE LO QUE NO HABLARON NI EL REY NI RAJOY




DE LO QUE NO HABLARON NI EL REY NI RAJOY

Habló primero el rey y como ya comenté su discurso, aquí simplemente añado “lo que no dijo”; y como al rey le escriben sus discursos y tiene que decir “lo que le dejan” puesto que no gobierna; admitamos con ello su justificación, que por el contrario no se le puede admitir al ejecutivo Rajoy, que como primer ministro, “nos endiñó” otro discurso posterior al del monarca y en el que incluso, se enfrentó a la prensa, no sabemos si ya condicionando a ésta, de lo que no era permitido ser preguntado; puesto que la prensa o cierta prensa, ya se presta a “estas cosas” por intereses que los consentidores sabrán, pero que no concuerda con esa libertad de la que se presume pero que luego no se ejerce.
Veamos algunas cosas que cierta prensa que sí que airea lo que los antedichos no airearon:

“Al Gobierno le 'faltan' por contabilizar al menos 126,3 millones en concepto de subvenciones a partidos políticos y sus fundaciones. No es que sea dinero negro, es que el Ejecutivo no consigna en su portal de la transparencia las subvenciones parlamentarias, de las autonomías y de los ayuntamientos. La transparencia brilla por su ausencia. Con procesos electorales, las subvenciones a los partidos políticos superan en sólo un año los 209 millones de euros - Hace apenas unos días, el Ejecutivo activaba su famoso portal de la transparencia en un intento de frenar el deterioro de la imagen de los políticos por la irrupción de numerosos casos de corrupción. Pero la transparencia anunciada se ha quedado en la tercera parte; al menos, en lo que se refiere a las. Subvenciones oficiales que reciben de todos los organismos e instituciones del Estado los partidos políticos y sus fundaciones vinculadas.
La diferencia es notable: en 2012, por ejemplo, los partidos parlamentarios percibieron un total de 209,9 millones de euros en concepto de subvenciones oficiales, pero el Gobierno sólo refleja en su portal de la transparencia la cifra de 83,5 millones para el año 2014. Es decir, que se detallan las subvenciones estatales (las de la Administración General del Estado para gastos "ordinarios", de "seguridad" y "electorales"), pero se ocultan las otras subvenciones que provienen de las Cámaras Legislativas, de las autonomías y de los municipios.
La pregunta es obvia: ¿se avergüenzan de dar esos datos por su montante global, sumando las subvenciones de otras instituciones, que representan casi tres veces más de lo señalado en el portal de la transparencia? Para entendernos: 210 millones de euros equivalen a más de 35.000 millones de las antiguas pesetas. Y eso sólo en un año, según confirma el último informe de fiscalización de los partidos políticos aprobado hace tan sólo unos meses por el Tribunal de Cuentas.
Lo que no se declara en el portal de la transparencia
Sin embargo, la realidad rebasa ampliamente lo que dice el portal de la transparencia. Al menos en lo que se refiere al ejercicio con el que se inició el año 2013, que es el último del que existe una fiscalización oficial. En esa fiscalización que realiza el Tribunal de Cuentas se incluyen, claro está, todas las subvenciones anuales para gastos de funcionamiento ordinario, según las comunicaciones remitidas por el Ministerio del Interior, Gobiernos autónomos, Cortes Generales, Asambleas Legislativas Autónomas y Entidades Locales. Esa cifra ascendió -a fecha de enero de 2013- a un total de 209,9 millones de euros, con el siguiente detalle:
Dado que las subvenciones oficiales del Estado a los partidos se conceden en función de la representación obtenida en las últimas elecciones, es obvio que el Partido Popular se lleva la palma de oro: 83.447.698,55 millones de euros, mientras que su socio, Unión del Pueblo Navarro, obtuvo 1.350.294,63 euros.
Un poco peor le salieron las cuentas al PSOE, que en el ejercicio de 2012, después de perder unos cuantos escaños en las elecciones del 20 de noviembre, obtuvo ingresos por 54.557.548,99 millones de euros, bastante menos, lógicamente, que el PP, aunque su socio en Cataluña, el PSC, fue agraciado con otros 8.425.599,48 euros a sumar al arca global socialista. Aunque los dos grandes partidos se llevaron la parte del león, el resto de fuerzas también tuvieron su pellizco: Izquierda Unida, 9,8 millones de euros; La Izquierda Plural, 0,62 millones; UPyD, 4,26 millones; CDC, 2,37 millones; CiU, 9 millones; UDC, 1,3; PNV, 7,64 millones, y así hasta el PNV, con 7,6 millones, ERC, con 2,69, y Amaiur con 1.126.800,35 euros, según se puede ver con detalle en el cuadro de abajo”.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Noten que aquí nada se dice de sindicatos obreros o empresariales, que también se llevan cada año “un pastón”; tampoco de la “miríada” de fundaciones y departamentos oficiales que se nutren del dinero público, mientras y cada vez más, este dinero se nos niega para medicinas y todo tipo de subsistencias humanas para el resto de la población; incluidas pensiones ayudas a la familia y lo que entiendan debiera tener prioridad pero que no la tienen; puesto que esas organizaciones subvencionadas, debieran ser mantenidas por quienes al final se benefician de ese dinero, el que reparten como mejor les viene en gana y por cuanto la llave la tienen ellos. El dinero público debe ser empleado infinitamente mucho mejor que se viene haciendo.
Pero es que aparte de todo lo dicho, la situación de esos insaciables partidos, es la que sigue y que publica igual periódico: veamos.
“Los partidos políticos en España siguen siendo una ruina. En el ejercicio de 2012 percibieron subvenciones por valor de 209 millones; pero a fecha de enero de 2013 mantenían deudas con las entidades de crédito por un total de 237 millones. Si fueran una empresa, ya estarían quebrados… y si fueran una familia, desahuciados. En su último informe de fiscalización, aprobado el pasado 26 junio, sobre la actividad económico-financiera de los partidos políticos, el Tribunal de Cuentas ya se mostraba preocupado por el nivel de endeudamiento de los partidos políticos con representación parlamentaria. La mayor parte de esa enorme deuda, 71,6 millones de euros, corresponde a la deuda del PSOE con los bancos; una cifra que supera los 82,4 millones de euros si se suma a la del PSOE la que mantiene el Partido Socialista de Cataluña (PSC), que supera los 10,8 millones de euros. En total, la deuda de los socialistas con los bancos a fecha 1 de enero de 2013 representaba nada menos que el 34,68 % de la deuda de todos los partidos con el conjunto del sistema de crédito. Es la herencia envenenada que Pérez Rubalcaba le ha dejado a Pedro Sánchez, pero que Rubalcaba también recibió de Rodríguez Zapatero. Esas cifras son, sin duda, importantes, pero no mucho más que la deuda que a esa misma fecha arrastraba el Partido Popular de Mariano Rajoy con los bancos: 54,3 millones de euros. Algunos creen ver que estas deudas con las entidades de crédito estarían hipotecando las políticas de los sucesivos gobiernos con respecto a la crisis del sector bancario.
Los nacionalistas, hipotecados hasta las cejas
Pero lo cierto, en todo caso, es que no se trata sólo de los grandes: el resto de las fuerzas del arco parlamentario se hallan también rendidas frente a los bancos. Por ejemplo, las grandes fuerzas nacionalistas: el PNV tenía créditos por valor de 28 millones de euros; la coalición Convergencia i Unió, tenía un saldo deudor de casi 10 millones de euros, mientras que los dos partidos que forman esa coalición se hallaban aún más endeudados particularmente: Unió Democrática de Catalunya, el partido de Duran i Lleida, debía 16,7 millones a la banca, mientras que Convergencia Democrática de Catalunya, el partido de Artur Mas, superaba los 3,5 millones en créditos bancarios.
Las otras fuerzas nacionalistas no les andan a la zaga, aunque, claro está, salvando las distancias: Esquerra Republicana de Catalunya, del secesionista Oriol Junqueras, arrastraba créditos por casi 2 millones de euros, e Iniciativa per Catalunya-Verds, de Joan Herrera, ‘socio’ de IU pero metido en el proceso secesionista catalán, se hundía, con un débito a la banca de 14,2 millones.
En el País Vasco, Eusko Alkartasuna, que forma coalición electoral con los abertzales dentro de Amaiur, aparecía como una fuerza pequeña pero con una gran deuda bancaria: 2,2 millones de euros. ¿Cómo se pueden pagar esas cantidades con los pequeños ingresos de la militancia o de las subvenciones electorales, que no son grandes porque no han tenido grandes resultados?
Hasta Izquierda Unida le debe al sistema bancario más de 15 millones de euros
Son los misterios de la política, pero son misterios que afectan a todos. Por ejemplo, a Izquierda Unida, que estaba endeudada con los bancos por un montante global de 15,1 millones de euros (15,5 millones si sumáramos los 401.042,27 euros que debe el Partido Comunista de España, el principal ‘socio’ de la coalición). O por ejemplo también, el Bloque Nacionalista Galego, que debía 4,3 millones de euros con tan solo dos diputados en el Congreso.
Lo curioso es que una de las fuerzas con representación parlamentaria más saneadas es la de Unión Progreso y Democracia de Rosa Díez: en enero de 2013 sólo declaraba deber 365.935,49 euros a los bancos”.
Todo lo que antecede sólo demuestra que España ha estado administrada, por quienes en la vida privada (“que es la verdadera vida donde cada cual es lo que demuestra; y vive en ella o por inútil desaparece”) no serían aptos ni para administrar un quiosco de “pipas y caramelos”, por tanto mucho menos para darnos consejos del buen hacer que ellos, o no supieron o simplemente y por considerarse impunes no quisieron hacer y entre todos (sálvese el que pueda) nos han llevado a “este precipicio en que nos tienen y del que no saben cómo sacarnos y aún pretenden el responsabilizarnos de ello”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1988
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.