La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves

intoxicados  


EL SAQUEO DEL ESTADO Y LO QUE CUESTA EL SOBORNO Si bien lo que ordena la religión de que… “ganarás el pan con el sudor de tu frente”, es una máxima grandiosa pero dura por demás y la que aceptamos muchos seres humanos; pero una cantidad enorme de otros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

12112015

Mensaje 

EL SAQUEO DEL ESTADO Y LO QUE CUESTA EL SOBORNO Si bien lo que ordena la religión de que… “ganarás el pan con el sudor de tu frente”, es una máxima grandiosa pero dura por demás y la que aceptamos muchos seres humanos; pero una cantidad enorme de otros




EL SAQUEO DEL ESTADO Y LO QUE CUESTA EL SOBORNO

Si bien lo que ordena la religión de que… “ganarás el pan con el sudor de tu frente”, es una máxima grandiosa pero dura por demás y la que aceptamos muchos seres humanos; pero una cantidad enorme de otros menos humanos, creen y practican lo opuesto, o sea… “el ganarás el pan con el sudor del de enfrente”; creo firmemente que todos los conflictos humanos vienen marcados por esos dos extremos.
Y es así, por lo que muchos entienden y practican algo así… “en vez de trabajar yo por la sociedad a que pertenezco, por qué no vivir de ella poniéndola a trabajar en mi beneficio; entre estos otros dos puntos, se pueden incluir desde el más alto político, hasta el más miserable de los componentes sociales, que se acomoda a vivir de la caridad pública o subvenciones estatales, siendo apto para trabajar.
Por ello el soborno es habitual en todas las sociedades humanas y hoy ha llegado a ser la plaga pública que ya es; aunque no es nada nuevo, por cuanto anoto a continuación:

ROMA: Lo que manifestaron aquellos tribunos… sobre cómo dominar al pueblo: “El patricio romano Cayo Julio César, el viejo (100-44 a. C.) nos lo demuestra con gran desprecio, manifestando lo siguiente: “Si la clase media sirve para algo es para trabajar y pagar impuestos, con los que podemos sobornar a la plebe de Roma y tenerla contenta y mantenerla dócil. Es cierto que los plebeyos de Roma son animales, pero son muchos y necesitamos sus votos para alcanzar el poder. Que la clase media nos sirva hasta el final, porque los nuevos ciudadanos no piensan nada más que en el trabajo, la industria y el ahorro y otras preocupaciones por el estilo”. Marco Livio Druso (122 a. C.) tribuno de la plebe, dice: “Es difícil decir quiénes son peores, si los que sobornan a las masas o las masas que aceptan el soborno. Es cierto que el soborno corrompe, pero también es cierto que el que lo acepta es el mayor de los delincuentes”.
Lo que ya hace muchos lustros ocurre en la España "moderna”, se adecua perfectamente a lo que dijeron antes de que hablara Cristo, aquellos gobernantes romanos, que puede que ellos mismos y para mantenerse en el poder, fuesen otros corrompidos más; pero todo ello termina y lleva a la disolución de las sociedades, puesto que la corrupción es como una gangrena atroz y la que si no se corta, termina por destruirlo todo.
Hoy destaca en “el corrompido teatro hispano”; la tragedia que significa para una nación, el que un gobernante muy destacado, como por ejemplo Jorge Pujol y familia, aparezcan pringados en tantos delitos como se les atribuyen y que dan como resultado, el que se han llevado dinero público “a camiones”; sin que nadie entienda el cómo todos ellos no están hace tiempo en la cárcel y en espera del juicio que han de hacerles y no… no señalo a estos “honorables catalanes” solo, puesto que aquí, hay desde el yerno e hija del anterior rey, hasta otros presidentes autonómicos, incluso el partido hoy en el gobierno, “pringados igualmente” en asuntos dinerarios de tal envergadura, que ya veremos cómo resuelven los jueces tan monstruosos procesos, que estamos deseando ver resueltos, puesto que si aquí no se imparte justicia que satisfaga a la inmensa mayoría, la solución nacional… “mejor ni pensarlo puesto que los precipicios posibles ya son incalculables”.
SOBORNOS Y LO QUE NOS CUESTAN: Esos enormes capitales que antes he aludido, son fruto de sobornos, según estiman “los entendidos”; pero sepamos que esas cantidades, se pueden duplicar, triplicar, cuadruplicar a vete a saber; puesto que el sobornado se lleva una cantidad ya pactada, pero el que soborna, esa cantidad posiblemente multiplicada por varias veces, la va a meter en los presupuestos que sean, ya que sabe que el sobornado se los aprobará “y caiga quien caiga”; puesto que todo se hará con tal “limpieza legal” que salvo causas como las ya referidas sobre determinados sobornados, no aparecerán jamás en la mesa de un juez.
Así es que cuando usted vea una simple calle de barrio, mal terminada, las tapas de las bocas de alcantarilla sobresaliendo obstaculizando y dañando al vehículo que las pisa, tragonas que no tragan el agua de riego o lluvia, por cuanto las corrientes no se hicieron según proyecto y planos… ¿y cuántas cosas más?; piense que “allí ha habido unte o soborno más o menos grande”, puesto que el que realiza la “obra pública”, sabe de antemano, que el que tiene que pagarle o dar el “visto bueno” para que cobre hasta el último céntimo, le dará el conforme sin mayor rubor o preocupación.
Al Estado se le roba de tantas infinitas maneras, que hay que observar e imaginar simplemente algunas de ellas; puesto que lo roba, aquel que estando bien se da de baja y no va al trabajo, el que abandona el trabajo y se va a hacer asuntos particulares, el que se lleva múltiples útiles del lugar donde dice trabajar y que lo hace en total impunidad; el que no necesitando médico, simplemente va al mismo porque quizá se aburre, con lo que hará un doble gasto, de médico (que otro sí que necesitaría) y de medicinas, que luego no tomará; el que crea innecesarios puestos de trabajo estatales, sencillamente por cuanto ha de colocar desde acólitos hasta el querido o la querida; el que… “imagine usted que me lee y piense e incluso recuerde casos que seguro conocerá de esta ya muy corrompida sociedad de ladrones, vagos y maleantes y donde están reflejadas todas las escalas sociales y oficios múltiples”; puesto que como dijo aquella indeseable ministra… “El dinero público en España no es de nadie”; por ello aquella ministra o muchos otros, lo emplean como les sale de… “las entrepiernas”.
Por todo ello, no se le puede pedir “al de abajo, lo que no practica el de arriba o de muy arriba”; es el ejemplo el que enseña y de eso aquí, estamos ayunos. Amén.


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más)

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1988
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.