La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves

intoxicados  


FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ… “CON UN PAR DE COJONES” No es que yo “comulgue” con todo lo que este “excepcional individuo hispano” dijo y dice; pero como su historia y la mía, “son similares”; yo nací dos años después que él (ambos en plena guerra civil) aunq

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

27112015

Mensaje 

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ… “CON UN PAR DE COJONES” No es que yo “comulgue” con todo lo que este “excepcional individuo hispano” dijo y dice; pero como su historia y la mía, “son similares”; yo nací dos años después que él (ambos en plena guerra civil) aunq




FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ… “CON UN PAR DE COJONES”

No es que yo “comulgue” con todo lo que este “excepcional individuo hispano” dijo y dice; pero como su historia y la mía, “son similares”; yo nací dos años después que él (ambos en plena guerra civil) aunque él se formara en establecimientos selectos y yo “en la universidad de la vida”; en rebeldía “con todo lo establecido”, pienso que vamos bastante paralelos; es por lo que copio “su última explosión” y la ofrezco a mis lectores, dejándoles la dirección en la red, por si quieren, comprobarlo en “la salsa y cocina donde se publicó”; les dejo en nota final, un extracto de su biografía y termino el artículo con mi propia opinión; puesto que si bien él se refiere a España, yo lo hago ampliándolo a todo el mundo occidental, por cuanto ya es una gran mier** y además se está descomponiendo. Veamos lo que dice Sánchez Dragó, en lo que yo califico de “su última explosión”.

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ : “Aunque decirlo me cueste caro, lo digo: hace cuarenta años yo era más libre [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
EL 20-N de 1975 me pilló en Tokio. Trabajaba yo en la radio japonesa. Tuve que redactar y leer la noticia de la muerte del Caudillo. Luego me fui a beber una botella de pésimo vino nipón en un tascucio. Mis amigos, a esa hora, estaban celebrando con pésimo champán español la buena nueva que esperábamos. Yo no bebía para celebrar nada, pues nunca he celebrado la muerte de nadie. Bebía por la corajina de no estar en mi país palpando el pulso de la calle y arrimando la oreja al sonido de la inminente eso creía libertad. Desde entonces han pasado cuarenta años: los mismos, o casi, que yo tenía a la sazón. Anteayer reparé en la simetría cronológica que me mueve a escribir esta columna. La primera mitad de mi vida transcurrió bajo Franco; la segunda, sin él. Tras su muerte llegó la democracia. Los Padres Fundadores nos prometieron libertad. Salgo ahora a la calle, palpo su pulso, tiendo el oído y cobro conciencia de la descomunal estafa cuyo cebo mordí, del mismo modo que lo mordieron aquellos amigos que celebraron con pésimo champán la muerte del dictador. ¿Lo era? Bueno, sí, pero... La libertad está hecha de pequeñas cosas y no de grandes palabras (asociación, expresión, reunión, manifestación). Yo, entonces, podía comprar dexedrina sin receta. Podía aparcar mi dos caballos sin el ticket del parquímetro. Podía ir en coche sin cinturón de seguridad y con mi hija de seis años en el asiento contiguo. Podía beber pésimo champán con mi novia en el Retiro. Podía trabajar sin que los impuestos se llevasen la mitad del pan ganado con el sudor de las meninges. Podía ir de putas, aunque rara vez lo hice, sin que me multasen. Podía coger un avión sin verme sometido a inútiles sevicias. Podía deambular sin que cámaras ocultas (o no) me grabasen y sin cruzarme cada dos pasos con un coche de la policía. Podía vivir en un país donde sus autoridades no me consideraban un delincuente a punto de delinquir, pues es casi imposible no serlo cuando todo está prohibido. Madrid, y España entera, no se había convertido en Distrito Policial. Hoy, cuarenta años después, esto parece la Rusia de Beria. Y aquí me tienen, como en la copla, igual que entonces: esperando el porvenir, pero la libertad no llega. Aunque decirlo me cueste caro, lo digo: hace cuarenta años yo era más libre. Y ustedes, créanlo o no, también”.
**********************
Es verdad que nos quieren convertir en… “los nuevos y obedientes esclavos, sumisos hasta la vergüenza y además que les estemos agradecidos por lo que aún nos dan para medio comer”. Nos pretenden “castrar” hasta en lo más valioso que tiene el ser humano, que para mí es su individualidad, su integridad como individuo libre y cuya libertad total, sólo se la debemos a La Creación o Dios; que nos dejaron libres para pensar y obrar y que nosotros mismos, buscáramos el mejor camino para llegar al fin que cada cual pretende, que en general es un bien común para todos; si bien existan bichos que verdaderamente habría que eliminar “totalmente” así que son detectados en ese grado en que ya la recuperación no puede ser posible; pero en realidad estos no son tan abundantes como pretenden hacernos creer; simplemente ocurre, como en los olores… “un perro o gato muerto, pasados unos días, huele mucho más y mucho peor que un campo con mil rosales en floración… es por lo que hay que enterrar al muerto”.
El ser humano es libre (reitero) y como yo suelo gritar… “Mi hambre es mía y en ella mando yo” (les dejo abajo mi poema sobre ello); por tanto un gobierno no puede prohibir fumar en cualquier lugar donde deben existir establecimientos que perfectamente legalizados indiquen que ALLÍ SE FUMA; no puede obligarme a que me coloque un cinturón en mi propio automóvil, por cuanto es mi libertad la que debe aconsejarme ello (muchos les resulta enfermizo el atarse así); y así podemos señalar una cantidad de cosas pienso que bastante abundantes y que sin embargo, estos inútiles que ni saben gobernar en mayoría, se empeñan en coartarnos y además presentarnos como “apestados”, cuando en realidad estamos más lejos de “las pestes” que muchos de ellos. El poema que sigue lo escribí ya hace muchos años… aún no existían ni los móviles, ni los ordenadores, ni Internet… ni el tan agobiante e insoportable control actual de todo.
MIENTRAS EL SER HUMANO NO PIENSE Y OBRE ASÍ; SERÁ UN ESCLAVO... PEOR AÚN, SERÁ UN ESCLAVO DE SÍ MISMO:
EL GRITO MÁXIMO: ¡Dejadme! / Dejadme, dejadme; / aunque seáis poderosos, / aún cuando seáis dioses. / Dejadme. / Yo buscaré mi choza; / yo buscaré mi agua; / yo Buscaré... mi pan. / Dejadme mi libertad... / dejadme mi hambre. / ¡Mi hambre es mía... / y en ella mando yo!... Después le añadí el siguiente apéndice: “Mientras el ser humano no piense y obre así; será un esclavo... peor aún, será un esclavo de sí mismo”.
***************************
“El precio de desentenderse de la política es el de ser gobernado por los peores hombres”: (Platón). La política nos afecta a todos y por ello no debemos dejarla sólo en manos de los políticos.



Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Fernando Sánchez Dragó: Es hijo póstumo de Fernando Sánchez Monreal, periodista y director de la agencia de noticias Febus, director y propietario de la agencia Noti-Sport y redactor-jefe del diario La Voz, de ideología republicana conservadora (afín al partido de Miguel Maura, el Partido Republicano Conservador), que fue asesinado por los sublevados en septiembre de 1936 en las proximidades de Burgostras ser denunciado a las autoridades fascistas por el periodista Juan Pujol. Circunstancias posteriores a la guerra civil no le permiten averiguar qué bando había matado a su padre hasta 1956. Dragó narra el viaje de su padre —desde que salió de Madrid para informar sobre la sublevación militar el 17 de julio de 1936 hasta que muere asesinado en Burgos— en su novela Muertes paralelas.
Licenciado en Filología Románica (1959) y en Lenguas Modernas, especialidad en Italiano (1962), y doctor en Letras por la Universidad de Madrid. Enseñó Literatura Española en el Instituto Cervantes, de Madrid. A lo largo de los años cincuenta y sesenta participó en protestas antifranquistas.
Durante su juventud fue miembro del Partido Comunista de España, PCE, y, a consecuencia de su actividad opositora contra la dictadura franquista, cumplió 16 meses de cárcel y permaneció exiliado siete años. Pese a su inicial afiliación comunista, ha definido posteriormente su ideología como anarcoindividualista. Su pensamiento político parte de un liberalismo heterodoxo y radical, siendo admirador de Ayn Rand o Margaret Thatcher, construyéndose su propio sistema, entremezclando filosofía oriental, como el taoísmo o el hinduismo, con una defensa a ultranza de los derechos individuales, a la vida, a la propiedad privada y a la tauromaquia. Antiestatista sedicente y euroescéptico declarado (de hecho el día de la entrada de España en la Unión Europea envío un telegrama al Ministerio de Justicia pidiéndole "ante la infamia y el delito de alta traición cometido" el estatuto de apátrida2 ), en puridad puede ser considerado un anarquista individualista sui generis (anarquismo de mercado), a lo que a veces él mismo ha hecho alusión públicamente.
Los políticos no son necesarios, pero ellos nos convencen de que los necesitamos para resolver los problemas que, sin ellos, no existirían.
Sánchez Dragó

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 2019
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.