La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves

intoxicados  


NAVIDAD AÑO NUEVO TIEMPOS QUE SE REPITEN… NO HAY MÁS Hoy lunes 21 de diciembre, pareciera obligado hablar de las elecciones de ayer domingo aquí en España; yo no lo hago, quizá mañana daré mi opinión sobre ellas y en días posteriores; hoy les ofrezco al

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

21122015

Mensaje 

NAVIDAD AÑO NUEVO TIEMPOS QUE SE REPITEN… NO HAY MÁS Hoy lunes 21 de diciembre, pareciera obligado hablar de las elecciones de ayer domingo aquí en España; yo no lo hago, quizá mañana daré mi opinión sobre ellas y en días posteriores; hoy les ofrezco al




NAVIDAD AÑO NUEVO TIEMPOS QUE SE REPITEN… NO HAY MÁS

Hoy lunes 21 de diciembre, pareciera obligado hablar de las elecciones de ayer domingo aquí en España; yo no lo hago, quizá mañana daré mi opinión sobre ellas y en días posteriores; hoy les ofrezco algo para meditar y que espero a algunos de mis lectores les sea grata su lectura. Veamos.
Para la mayoría… “para las masas”, simplemente son tiempos de consumos excesivos, de derroches, del… “comamos y bebamos que mañana moriremos”. Si algo tiene de religioso, simplemente es “un tenue barniz” que desaparece de inmediato y no perdura; en resumidas cuentas, son fiestas que nacieron “paganas y que las nuevas religiones acoplaron a sus nuevos ritos y poco más”; no entro en más detalles puesto que necesitaría “cargar mucho el papel” y dudo que la mayoría lo leyese; por ello “buceo en mi ya abultado archivo y como si de una bodega de buenos vinos, sacara una botella, ofrezco una hipotética copa para compartirla con mis lectores”; no deseándoles felicidad (que aquí está visto que no existe) si el que acepten la vida “tal como es” y logren sacarle lo mejor que de ella “encuentren en su largo y duro caminar por esas sendas misteriosas en que todos nos debatimos”.
***********************
LA NAVIDAD VISTA AL FINAL DEL DOS MIL:

Todo es relativo, hasta el tiempo; ese tiempo que el hombre intentó medir (sin conseguirlo) puesto que necesitó (necesitamos) mediciones, fechas, hitos y en definitiva; puntos de partida, para estar mucho menos perdidos en esa inmensidad inabarcable, inconmensurable y misteriosa, que denominamos "tiempo y espacio" y que se pierde en el Gran Misterio (Dios) y "su Universo".
Y he dicho "puntos de partida", puesto que hablar de "puntos de llegada", es aún mucho más problemático, por aquello tan multirrepetido de... "¿Quién soy, qué soy, de dónde vengo y a dónde voy? Lo que tratado por las múltiples religiones humanas, no llega a convencer a los mínimamente exigentes, los que terminan por querer "eternizarse" aquí en éste pequeño mundo, por cuanto es lo único tangible, que le muestran "los cinco sentidos" con que fue dotado al venir a, "ésta minúscula partícula estelar".
Por ello y bajo mi propia experiencia, lo mejor es "no tener prisa", saber esperar, contentarse con lo que se tiene y partiendo de ello tratar de conseguir más, pero de forma pausada y sin que "se alborote" ese "yo interior", el que de alguna manera, parece ser que nos habla y nos orienta siempre en ese pausado caminar, que es donde se encuentra la mayor y mejor paz que existe en éste pobre mundo, cuando lo que el ser humano realiza no perjudica a nadie... "Ni siquiera a él mismo" y que ya predicaron los sabios y profetas, destacando en nuestra cultura Pitágoras, con la sentencia (tiene otras muchas) que aconseja: "No seáis tiranos de nadie, ni siquiera de vuestro perro". O la también contundente de Cristo y que recomienda no sólo perdonar, sino incluso, "amar a los enemigos"; así cómo no hacer a nadie lo que no queremos nos sea hecho a nosotros mismos". Y si he citado primero a Pitágoras, es sencillamente por cuanto, "predicó y puso escuela seis siglos antes que El Maestro Cristiano" y las enseñanzas de uno y otro, parece ser que van en un paralelismo muy notable y nunca superado hasta el día de hoy.
Pero volvamos al tiempo y al Universo y "sus medidas o mediciones".
He leído todo cuanto a mi mano ha llegado sobre tan fabuloso tema; pero hoy me voy a referir a ciertos párrafos, escritos por un astrofísico moderno (Mark R. Kidger) y publicados en una revista cristiana-católica ("Vida Nueva") por cuanto celebramos una Navidad basada en la venida del "Cristo" en fecha indeterminada, como veremos a través de las citas.
A las preguntas del entrevistador al científico: "¿Alguna vez ha visto algo extraño en el cielo? ¿Hay vida en el universo?": éste responde: "He pasado mucho, mucho tiempo observando el cielo y, efectivamente, en varias ocasiones he visto cosas que no puedo explicar". Sigue más adelante y dice: "Sabemos que la gente ha estado viendo cosas extrañas en el cielo casi desde el principio de la historia. Estoy absolutamente seguro de que hay otras civilizaciones ahí en el espacio, no sé cuántas, pero algunas al menos". Más adelante dice: "Estoy absolutamente seguro de que no estamos solos. ¿Todo este universo y nosotros los únicos habitantes? Hay doscientos mil millones de estrellas en nuestra galaxia, y nuestra galaxia es una de aproximadamente cien mil millones de galaxias". Recordemos (apunto yo) que una estrella es todo cuanto es y representa nuestro sistema solar, el que por sí sólo ya es inmenso y sus límites, aún están por determinar, así como el número de esferas o cuerpos celestes de que está compuesto; "releamos y con atención" las cifras (de mareo) que nos aporta éste científico, el que amplía datos de "inmensidades cubiertas de polvos estelares" y de las que (según él) vino nuestro planeta y nosotros los hombres que lo poblamos. Se manifiesta agnóstico, pero no ateo y sobre la denominada "Estrella de Belén" dice cuanto sigue.
"La estrella de Belén es el más viejo de los misterios en astronomía. Mi libro intenta explicar los fenómenos que sabemos tuvieron lugar en el tiempo de la Natividad. Como mucha gente sabe, Jesucristo evidentemente no nació en el año cero, porque el año cero no existió. La mayoría de expertos actuales coinciden en que probablemente nació en el año cinco antes de Cristo. Pues bien: precisamente en ese momento, unos astrónomos chinos observaron una estrella en el cielo matutino, que se vio durante más de dos meses. Habría sido visible al amanecer en la constelación de Capricornio. Sabiendo a ciencia cierta que esta estrella existió, la estrella de Belén no pudo ser otra cosa".
Bueno... pues hasta aquí, lo recopilado y que considero es interesante por cuanto a la meditación nos pueda llevar y la que desde luego, no tiene por qué... negar nada de nada, sino por contra enriquecer los conocimientos de cada cual, crea o nó, pero qué duda cabe que, al menos para mí (espero que para otros muchos más, difíciles de convencer) si existe La Creación, es lógico asignar la misma, a Un Creador o a Una Creación debida a Algo infinitamente superior a nosotros y a lo que nosotros llamamos o denominamos simplemente como Dios: y afirmo ello por cuanto "la nada es nada y la nada no existe".
De cualquier forma y manera, leyendo las enseñanzas del Galileo citado y del Maestro Griego, igualmente citado y practicando sus enseñanzas, aun cuando sea como "aprendices", a lo mejor entre todos, los que "vamos a conocer el tercer milenio", podemos construir una civilización mucho mejor que la muy "sangrienta" que felizmente dejamos atrás, en el anterior milenio y el que quedó plagado de todo tipo de violencias terroríficas y sangrientas por demás y las que nos deben servir de reflexión... para que nunca más se repitan.
Así pues: ¡Feliz Navidad!, cuidado con el exceso de comida, bebida y "otras cosas" y recuerde siempre la gran enseñanza de todos los tiempos... "No harás al prójimo lo que no quieras que a tí te sea hecho". Esa es la máxima enseñanza que hemos recibido, en ésta "mota de polvo estelar", pero que dicen, sirve para todo el Universo. Antonio García Fuentes - En Jaén: 2 de Enero de 2000
************************************
NAVIDAD 1914 PAZ EN LAS TRINCHERAS Y COMO ACTUARON LOS ESTADOS MAYORES PARA REPRIMIR AQUEL DESTELLO DE PAZ
“FSainsbury, Navidad 1914. Aprovechando que es Navidad... La cadena británica Sainsbury ha sacado a la luz un anuncio absolutamente espectacular para festejar las navidades de este año. Basándose en las cartas de soldados británicos y en colaboración con la Real Legión de ese país han traído a la luz un episodio casi desconocido pero que realmente tuvo lugar durante la Nochebuena de 1914, en plena I Guerra Mundial, en uno de los frentes donde británicos y alemanes combatían. Se conoció como la Tregua de Navidad de 1914 y puso de manifiesto la crueldad de los altos mando militares de época y el poco interés que tenían los soldados de matarse los unos a los otros.
En la Nochebuena de 1914 los soldados alemanes decoraron las trincheras con abetos iluminados. Estos habían sido enviados al frente siguiendo órdenes directas del Káiser. También se hicieron llegar a los agotados soldados, raciones extras de pan, salchichas y licores.
No me puedo imaginar la extraña sensación que aquella imagen, tan evocadora del cálido y acogedor ambiente Navideño pudo haber causado en los desdichados soldados.
Los soldados alemanes entonaron canciones de navidad y en la distancia los aliados podían escuchar y sentir el ambiente festivo del que disfrutaban sus enemigos. Al poco rato de comenzar a cantar, desde las trincheras aliadas alguien se unió a la celebración, y así, uno tras otro, los hombres de uno y otro bando, comenzaron a confraternizar, compartiendo canciones navideñas.
Tras la noche, y al amanecer del día 25 de Diciembre de 1914, algunos soldados alemanes, salieron de sus trincheras enarbolando banderas blancas y caminando desarmados, se internaron en tierra de nadie. ¿Te imaginas el asombro y desconcierto que aquella escena provocaba entre los soldados aliados? Al poco rato soldados de uno y otro bando se hallaban en tierra de nadie intercambiando chocolate, tabaco, bebidas. Mostrándose fotografías y recuerdos de sus familias y confraternizando como buenos vecinos. A lo largo del día y en medio de aquel extraño clima de paz, cada uno de los bandos contendientes pudo recoger los cadáveres de los compañeros muertos en los combates anteriores. Llegaron a realizar oficios religiosos conjuntos e incluso jugaron algún que otro partido de fútbol.
Al regresar a sus respectivas trincheras y terminado el día de Navidad, aquellos hombres que se habían conocido entre sí, que se habían saludado y con quienes habían compartido sus sentimientos, sus fotos íntimas, las cartas de sus familiares… se negaron a luchar. Disparaban al aire o se avisaban y saludaban a gritos.
Cuando la noticia de la tregua llegó a los cuarteles generales de uno y otro bando los altos mandos tomaron las medidas oportunas para evitar que un hecho similar pudiera volver a suceder.
Muchos -no se sabe cuántos- soldados franceses fueron fusilados, como medida drástica para escarmentar al resto de sus compañeros. Los soldados alemanes fueron enviados a otro frente. Las cartas en las que los soldados narraban lo sucedido a sus familiares fueron interceptadas y destruidas y cualquier información -o la mayoría- que pudiera llegar a los periódicos británicos o franceses, censurada. Los franceses confiscaron los negativos de las fotografías que algunos soldados habían tomado durante la tregua, en donde se veían hombres de uno y otro bando posando amistosamente.
A lo largo de la Primera Guerra Mundial se volvieron a dar algunos sucesos similares, aunque ninguno tan generalizado como el de la Navidad de 1914”.
***********************************
A aquella “primera” guerra, siguió la “segunda mundial” y luego le ha seguido la que ya denominan como “la tercera” (“como el baile andaluz de las sevillanas”) en la que “los estados mayores” nos hacen bailar queramos o no queramos, puesto que ya lo dije hace muchos años y lo reitero; las guerras simplemente son “negocios a lo grande y donde solo se dirimen interese materiales… los muertos y heridos que producen, eso no importa a los que mantienen esas guerras de intereses; la población se regenera y aumenta sin cesar… ya pasamos de los siete mil millones y por lo visto serán necesarios “clareos” para dejar espacio a los que han de nacer de nuevo”.
Así es que… a pasarlo bien como aconsejaba en su libro, aquel famoso “Arcipreste de Hita”; cuya nacencia alguno la sitúa en esta tierra en que yo nací, si bien en un pueblo de mi provincia (Alcalá la Real)… “Panza y bolsillo fueron sus dioses”. Nada nuevo, puesto que “el becerro de oro” sigue imperando, “en el desierto de allí donde lo fundieron y en todos los demás”. Amén.


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1990
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.