La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves

intoxicados  


SOBRE LA VIDA Y LA MUERTE Escribo el “día de nochebuena” del 2015 y no es precisamente porque ese día me inspire una especial atención puesto que hace muchos años que para mí es un día más; si bien hoy va a ser “muy especial por lo doloros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

04012016

Mensaje 

SOBRE LA VIDA Y LA MUERTE Escribo el “día de nochebuena” del 2015 y no es precisamente porque ese día me inspire una especial atención puesto que hace muchos años que para mí es un día más; si bien hoy va a ser “muy especial por lo doloros




SOBRE LA VIDA Y LA MUERTE

Escribo el “día de nochebuena” del 2015 y no es precisamente porque ese día me inspire una especial atención puesto que hace muchos años que para mí es un día más; si bien hoy va a ser “muy especial por lo doloroso”, ya que en vez de celebrar “un hipotético nacimiento divino”; vamos a padecer lo que venimos padeciendo ya hace meses, aunque podría decir que ya hace casi cinco años; o sea, la antesala de una muerte cierta pero que inexplicablemente, se va alargando en el tiempo… “Hasta que ha llegado la última etapa según nos dicen los médicos”. Etapa incierta también, puesto que esos facultativos no saben cuánto aguantará ese ya demasiado maltratado cuerpo, que viene soportando un cáncer; por tanto la angustiosa espera durará aún algunas semanas, puede que meses… o en realidad no sabemos; mi esposa yace en una cama hospitalaria que nos ha facilitado la Seguridad Social, para que “al menos” goce de una comodidad que su propia cama no se la proporcionaría; con ella y las dosis de opiáceos que hay que suministrarle, va pasando esta ya muy larga agonía; que padece una mujer que a lo largo de toda su vida y desde niña, sólo hizo el trabajar responsable que le tocó en suerte al morir su madre siendo ella niña de doce años; y con estos “a cuestas”, tuvo que hacerse cargo de tres hermanos y el cuido del padre… y así hasta que nos casaron y tras ello siguió de “gran ama de casa, cuidando a nuestros tres hijos y a mí como esposo; aumentado ello (luego después) con la ardua tarea como gobernanta del hotel que pudimos poner en marcha, hace ya cuarenta y tres años; o sea “todo un historial”, para que la vida hubiese sido mucho más benigna con ella y sobre todo, con este final horrible que va a padecer “hasta el último suspiro”. No cuento los padecimientos de los que la rodeamos, que impotentes simplemente podemos decir… ¿¡Por qué!?

Mucho antes de que naciera el Cristo que hoy se conmemora… “Otros sabios ya consolaban a quienes querían escucharlos, diciéndoles… “Haced bien lo que de vosotros depende, de forma que cuando esta noche vayáis a dormir, vuestro espíritu no os remuerda la conciencia y podáis dormir tranquilos… en cuanto a lo que los dioses os envíen del cielo, aceptarlo sin rechistar… si es bueno dadle gracias e ir al templo a demostrarlo con vuestras oraciones y ofrendas… si es malo… ponedle las espaldas y aguantar lo que sea, puesto que os viene directamente a quien sea; y ni se os ocurra protestar o rebelaros, puesto que entonces sufriréis mucho más”. Cito de memoria pero lo que digo refleja fielmente la enseñanza de aquellos denominados “sabios antiguos”.
También sobre “aquellos tiempos”; el denominado “Maestro de Maestros… un tal Pitágoras”; aseveraba a sus discípulos… “No temáis a la muerte, es un tránsito más, una parada”; “el alma ha vivido antes de ser encadenada al cuerpo actual”… “Y cuando después de haberte despojado de tu cuerpo mortal, seas recibido en el aire puro y libre, serás un dios inmortal, incorruptible, a quien no dominará la muerte”. Después fue Cristo el que dijo que… “En verdad, en verdad os digo que nadie que no naciera de nuevo, entrará en el Reino de mi Padre”; lo que demuestra el que ambos creían en la reencarnación y a través de ella, la perfección de las almas… “o arcángeles cristianos”.
Ya en tiempos del Imperio Romano, es un “esclavo” (Epicteto: sabio estoico) el que en sus máximas, nos dice… “Cuando de noche te halles en tu habitación a obscuras y cerrada la puerta, no creas por ello estar solo; no te lo figures jamás, estés donde estés y por completa que sea la soledad que te rodea, que en verdad estés solo, porque no lo estás”. Lo que significa el que siempre y rodeados de espíritus “buenos y malos”; lo que igualmente recoge el Cristianismo con su versión del “ángel de la guarda” (bueno y malo y los que nos “hablan” dirigiéndonos a diferentes destinos, que podemos seguir o no seguir, puesto que para ello tenemos el libre albedrío).
Por mi parte y en mi particular estoicismo soy creyente; no tengo miedo a la muerte, sí a la forma de morir; y viendo a mi esposa lo que está sufriendo (y antes que he visto a otros seres queridos, conocidos y además sé de otros) lo que sí le tengo miedo es a la forma de morir; por ello hice de inmediato a que se puso en marcha, “mi testamento vital”, esperando que llegado el momento, si necesito acelerar mi marcha hacia el otro mundo, me faciliten “el cianuro necesario” para ello; terminal que ya hace tiempo que debiera estar legalizado para que “el que quiera” lo emplee cuando así lo estime; puesto que vivir es una cosa, pero vivir de verdad, es otra muy diferente… “y ciertas formas de mantener la vida, las considero ya aberrantes… puede que como el negocio es el negocio, hasta en esto la comercialización bestial y salvaje, siga imperando y por ello se mantiene “congelada”.
Los espartanos creo que ya tenían “su medicina terminal”, e igualmente y quizá mucho antes, los inuits o esquimales, ya la practicaban en sus ancianos. Lo pudimos ver en aquella gran película, “Los dientes del diablo... Inuk (Anthony Quinn).
Yo como cada vez duermo menos y por lo que cuento, hoy duermo mucho menos aún, tengo que buscar “consuelo”, en los libros que esas personas sabias escribieron o dijeron para que otros lo recogieran en escritos; y espero que “los dioses” me concedan una muerte rápida, que desearía fuera… “cayendo a plomo encima del teclado del ordenador”… ¡¡Qué felicidad emprender tal viaje así e irse de este perro mundo!!

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más)

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 2013
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.