La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves


GANDHI: 68 AÑOS DESPUÉS Lo asesinaron el 30 de enero de 1948; contaba 79 años, puesto que había nacido en 1869; de familia rica en su Indostán natal y perteneciente a la más alta casta hindú (Brahmán) pudo estudiar en la metrópoli del Imperio Británico,

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

26012016

Mensaje 

GANDHI: 68 AÑOS DESPUÉS Lo asesinaron el 30 de enero de 1948; contaba 79 años, puesto que había nacido en 1869; de familia rica en su Indostán natal y perteneciente a la más alta casta hindú (Brahmán) pudo estudiar en la metrópoli del Imperio Británico,




GANDHI: 68 AÑOS DESPUÉS

Lo asesinaron el 30 de enero de 1948; contaba 79 años, puesto que había nacido en 1869; de familia rica en su Indostán natal y perteneciente a la más alta casta hindú (Brahmán) pudo estudiar en la metrópoli del Imperio Británico, del que se consideró súbdito en una parte de su larga y muy rica vida; por ello terminó estudios de abogado, en Oxford; ejerció como letrado tanto en India como en África del Sur… y es allí “donde despierta su alma grande (Mahatma)”, al ver como se trata a los no europeos en la colonia británica (Apartheid) puesto que no eran solo los negros “los apartados de los ambientes blancos”; eran igualmente cualquier otra raza, incluidos sus compatriotas hindúes; por ello es allí donde empieza a ejercer una lucha que de por vida va a mantener, hasta que es asesinado, precisamente por “uno de los que él defendiera”; en esa “lucha especial que emprendió por iluminación divina”, puesto que es conocida como “la no violencia”; si bien espiritualmente “es una fuerza inmensa y con la que logró derrotar nada menos que al entonces omnipotente Imperio Británico”.
Pero pese a cuanto trabajó (se entregó a ello en cuerpo y alma) no consiguió lo que pretendía en principio; cuál era la independencia pero unida, de todo lo que se conocía como “El Indostán” o subcontinente indio; pero el que debido a las “malditas religiones y sus más malditos fanatismos”; terminó dividido en cuatro estados independientes (India, Pakistán, Bangladesh y Ceilán-hoy Sri Lanka).
A Gandhi “lo usaron” tanto los hinduistas como los musulmanes (también los ingleses) en cuanto y como “catalizador de las masas indostánicas”, les fue imprescindible para cada cual “sacar la tajada que pudo”;
pero asesinado el Mahatma hindúes y musulmanes, emprendieron una guerra a muerte (antes y aún “revueltos” ya se asesinaban en masa) por apropiarse de Cachemira y así siguen, setenta años después de que se iniciara aquella separación territorial. La India tiene hoy uno de los mayores ejércitos del mundo (en contra de lo que preconizó Gandhi, que era “paz y trabajo” y un entendimiento mundial) habiendo conseguido “la bomba atómica” (que Gandhi repudiaba como algo maldito o infernal); cosa que estimuló a sus enemigos paquistaníes, los que llegaron a tener un ejército equiparable y además, también la bomba atómica; la que por boca de su presidente de entonces… “obtendrían a cualquier precio aunque tuvieran que comer yerba”; lo que demuestra que aun cuando sigan venerando el recuerdo de aquel “gran profeta”; sus enseñanzas se las pasaron y pasan por “la entrepierna”; puesto que si bien en armas van “bien armados”; siguen existiendo allí las enormes diferencias sociales que había, incluso las masas de parias y las ya incalificables “castas”, donde descuellan en todo el mundo, la denominada “de los intocables”. Las otras dos “naciones” igualmente siguen estando varadas por la pobreza o el subdesarrollo, amén de sus luchas intestinas que las fueron anquilosando. O sea que Gandhi y en una primera apreciación, “fracasó en la gran obra que emprendiera”; pero no fue así totalmente.
Gandhi “sembró” tan buena e intensa semilla, que ella arraigó en muchos seres humanos, los que se consideraron (y consideran) sus discípulos aún sin haberlo conocido; por ello Martín Lutero King logra su gran obra de redimir a los negros norteamericanos, lo que al final le cuesta la vida (muere también asesinado) y los saca en parte, de la gran marginación a que los tenían sometidos en Norteamérica. Igualmente lo logra en Sudáfrica, otro de sus discípulos; Nelson Mandela, el que también logra eliminar el tristemente famoso “Apartheid”, dando otro paso adelante en la equiparación (que no igualdad) entre negros, asiáticos y blancos. Y así la semilla que sembrara Gandhi, sigue arraigando en este perro mundo, pero floreciendo de forma aislada e incompleta a como fuera predicada por aquel “nuevo Salvador”; del que al ser asesinado, fue precisamente el último virrey de la India, Lord Mountbatten (Luis Mountbatten, conocido como Su Alteza Serenísima Príncipe Luis de Battenberg); el que en sus exequias dijo que Gandhi fue “un igual” a Buda y a Cristo y como tal lo consideraba.
Y fue igual que Buda o Cristo, por cuanto sus verdaderas enseñanzas aún están por instaurarse; y en lo que respecta al Cristianismo, no hay más que leer con sumo cuidado, el Sermón del Monte, que es a mi entender, la verdadera esencia de las prédicas de Cristo. Gandhi hasta en “lo religioso” dejó un sabio legado; diciendo que “muerto él había muerto el gandhismo”; o sea y más claro, cortó por lo sano, para que “no comercializara nadie sus enseñanzas, haciéndolo santo y creando una más de las religiones que hay en este mundo”.
Gandhi creía en la democracia y lo confirman estas palabras: “Sostengo que el autogobierno es… solo un medio de lograr un buen gobierno. Y la verdadera democracia es lo que promueve el bienestar del pueblo. La prueba del buen gobierno radica en el mayor bien del pueblo con el mínimo control… A mi modo de ver, un sistema que permite la pobreza y el paro no es digno de durar ni un solo día”. (“Gandhi – de Stanley Wolpert – página 370 – Editorial Ariel- 2001)
O sea que la democracia es “otro sueño religioso” y que como las religiones, aún está por ser establecido en toda su pureza; lo que ocurre es que el ser humano seguimos teniendo “panza y bolsillo” y es claro que con estos dos lastres no se puede avanzar mucho. Amén.


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1965
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.