La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2


La “paella política” española Para mí fue el primer y más famoso plato español conocido en todo el mundo; el segundo fue el gazpacho andaluz; el primero más suculento y complicado puesto que hay “mil” maneras de hacerlo y el segundo mucho más sencillo p

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

19012017

Mensaje 

La “paella política” española Para mí fue el primer y más famoso plato español conocido en todo el mundo; el segundo fue el gazpacho andaluz; el primero más suculento y complicado puesto que hay “mil” maneras de hacerlo y el segundo mucho más sencillo p




La “paella política” española

Para mí fue el primer y más famoso plato español conocido en todo el mundo; el segundo fue el gazpacho andaluz; el primero más suculento y complicado puesto que hay “mil” maneras de hacerlo y el segundo mucho más sencillo pero mucho más sano para el organismo humano; pero igualmente difícil de lograr; ambos donde mejor los hacen es en sus tierras madres, Valencia y Andalucía. Me acuerdo al escribir hoy, del plato valenciano, por cuanto los políticos quieren hacer “una paella imposible” y lo que saldrá es una especie de “infecto arroz que como paella nos ponían en Melilla a los más de mil quinientos artilleros del regimiento 32 y que era un engrudo incomible del que solo sabemos los que allí nos lanzó, el sorteo de la leva que allí nos echó en 1960/61”.
Da risa o asco ver y oír a ese ejército de mercenarios, como intentan “guisar” en el inmenso “paellero”, los componentes de un arroz imposible, simplemente porque nadie va al guiso, sino a ver lo que logra para su panza y su bolsillo; puesto que una vez más, nosotros el pueblo, les importamos dos cojones, verdad innegable por cómo nos han dejado a España, que más que destrozada está deshecha de tanto tirar cada cual para su lado.
Aparte de ello, en la liza de nuevos gobernantes (viejos viejísimos en sus intenciones) aparecen incluso siniestros aspirantes como el que se comenta en lo que sigue; que superando la molicie de los que quieren seguir mangoneando afirman.

“Poco antes de Navidad, saltaron a los medios unas declaraciones del líder de Podemos, que las fiestas han hecho olvidar, pero que no pueden ser pasadas por alto por su gravedad y trascendencia. Para D. Pablo Iglesias, lo expresado en el título del artículo es la consideración moral y política que le merecen estas dos manifestaciones extremas del MAL. Algo tan monstruoso que ningún líder político en Occidente lo compartiría, y sin embargo nada menos que cinco millones de españoles han votado a un político que defiende tesis tan repugnantes —totalitarias, antisemitas, anticristianas y guerracivilistas— que habría sido excluido del juego político en todo el mundo civilizado. Afirma Antonio García Trevijano, el más importante pensador político español de todo el siglo XX, que “la historia de la humanidad, desde el punto de vista moral, había ascendido con altibajos desde la Prehistoria hasta Hitler, quien con su decisión de exterminar fría y científicamente a todo un pueblo, demostró que cualquier sociedad, por culta que sea, puede retroceder a la barbarie más absoluta. El Holocausto es la prueba de ello”. Sin embargo, para Iglesias, el Holocausto fue solo “un mero problema burocrático”, y en el colmo de la aberración añade que “no hay tanta diferencia entre los policías que detienen emigrantes en nuestras metrópolis y los guardias de las SS [en los campos de exterminio]”. ¿Hay alguien decente en el mundo capaz de suscribir estas palabras? Para Trevijano, “un político que banalice el exterminio genocida de todo un pueblo, como ha hecho Pablo Iglesias, sería excluido inmediatamente de todo círculo humano en cualquier rincón de la tierra”. Además, Iglesias sostiene también que “el derecho no es más que la voluntad racionalizada de los vencedores”, frase que encierra un grado de perversión moral sencillamente inaudito, ya que el derecho es lo que nos separa del desorden moral y de la barbarie social. Y lo ilustra con un ejemplo: “Mi abuelo, que presidió un tribunal militar durante nuestra Guerra Civil, lo vivió en sus carnes cuando fue condenado a muerte por un tribunal franquista”. Con la mendacidad que le caracteriza, Iglesias oculta que su abuelo no fue condenado por presidir un tribunal militar, sino por participar en sacas de civiles en Madrid y en particular de un paisano suyo de Villafranca de los Barros en Extremadura, el marqués de San Fernando, a quien identificó y sacó de su casa y que fue asesinado poco después. Y lo que tampoco dice es que la pena de muerte le fue conmutada por la de 30 años, que salió en libertad a los cinco años, y se colocó en un puesto relevante en la Administración franquista. ¿Cuántas sentencias de muerte no conmutadas pronunció el tribunal de su abuelo? Y en la misma línea está su reiterada negativa no solo a condenar el terrorismo islámico sino a encontrar razones para el mismo. “No es hora de venganzas”, afirmó después de un sonado atentado, es decir, no se debe perseguir y juzgar a los asesinos. En la misma línea, se negó a suscribir el pacto antiyihadista, o cuando el Congreso en pleno se levantó para aplaudir y homenajear a la víctimas de ETA, toda la bancada de Podemos no solamente permaneció sentada, es que además se mofó de ello. En el último atentado en Berlín, habló de “acontecimientos en Europa”, sin emplear la palabra 'atentado' o 'yihadismo', algo que haría estallar de indignación a las redes sociales”. (El resto aquí: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Del resto de aspirantes mejor ni hablar, pues todos o casi todos (dejemos un espacio para los que aún puedan ser soportables) son “arroces más o menos picados o pasados y de cuyos granos, no saldría ningún guiso apetecible ni para los perros”; por tanto vayamos tomando nota y preparando el voto, puesto que tal y como “va la paella”, las elecciones próximas pueden estar más cerca de lo que nos dicen y entonces aún con el asco que ya sentimos, habrá que elegir de nuevo… “Y no olviden que Hitler llegó al poder absoluto que luego se montó sobre la base del terror… A TRAVÉS DE LOS VOTOS QUE LE DIERON LAS URNAS DE LOS ALEMANES.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1896
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.