La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves


Antes durante y después de Franco El pasado martes 31/1 Antonia Merino, publica en “VivaJaén” un artículo sangrante y propio de “una de las dos españas que ha de helarte el corazón”, que tan certeramente señala en su poema Antonio Machado. Y mientras a

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

02022017

Mensaje 

Antes durante y después de Franco El pasado martes 31/1 Antonia Merino, publica en “VivaJaén” un artículo sangrante y propio de “una de las dos españas que ha de helarte el corazón”, que tan certeramente señala en su poema Antonio Machado. Y mientras a





Antes durante y después de Franco

El pasado martes 31/1 Antonia Merino, publica en “VivaJaén” un artículo sangrante y propio de “una de las dos españas que ha de helarte el corazón”, que tan certeramente señala en su poema Antonio Machado. Y mientras aquí siga “esa gangrena”, no habrá nunca ni paz, ni progreso, ni España; que sigue “hecha pedazos” y llena de “cuentas pendientes y venganzas por realizar”; y en esa situación seguirán condenados hasta los no nacidos aún. Negro presente y más negro porvenir.
Cuando se hable de aquella maldita guerra civil, hay que ser honrado y contar la verdad máxima y procurar decirla con toda la claridad posible, para evitar rencores y no esparcir venenos; puesto que la historia si se cuenta bien, a lo mejor “no se repite”. Bastantes guerras civiles hemos y han padecido ya nuestros antepasados.
Lo primero a saber es que al cobarde del rey Alfonso XIII, lo echan por eso mismo, ya que las elecciones las ganaron sus partidarios y él se fue, “cagado de miedo”, cuando debió quedarse y aguantar como lo que no fue; puede que entonces se hubiese evitado aquella terrible guerra.
La república que se impuso, fue como la anterior, un fracaso desde un principio, por cuanto de disturbios de todo grado vinieron tras ella; los que llegaron a tal grado de atrocidades que terminaron en la rebelión militar o “alzamiento” en lo que Franco no participó, en principio.
En ambos bandos (no se olvide esto) hubo asesinatos, torturas y latrocinios de todo tipo (no hay que detallar, lo que hay es leer muchos libros y periódicos y saber lo que dijeron personas solventes, incluidos presidentes republicanos) por tanto es absurdo defender a “hunos o a los hotros” (canallas y buenas personas, las hubo abundantes en ambos bandos). Al final de la república, aquello era ya mucho peor que “la metafórica merienda de negros” y más que una república lo que quedaba de ella, era ya “una sucursal del padrecito ruso conocido como Stalin”, el último gobierno y muchos “altos enchufados”, huyeron llevándose un botín inmenso (entre ellos un barco cargado de riquezas que arribó a México y de lo que vivieron opíparamente muchos responsables de la república) en vez de quedarse aquí enfrentados a un posible juicio, que los juzgara, puesto que no creo fuesen fusilados, ya que era algo impensable de cara al resto del mundo. Huyeron exactamente como años antes lo hiciera el cobarde Alfonso XIII. Lo que hicieron “los hunos” tras la guerra, pienso sinceramente, que “lo habrían
Hecho los hotros”; puesto que ya lo habían hecho antes como digo más arriba.
La guerra la ganó Franco (derrotando hasta a generales soviéticos, que con el armamento, pagado con el tesoro de España, envió Moscú) sencillamente por el desorden republicano; puesto que la república contó con muchos más recursos que el dictador; por lo que nadie pensó que aquel militar al final, sería el vencedor; cosa que hoy mismo y con mapas y datos de entonces puede testificar cualquier militar preparado y dispuesto a juzgar sin partidismo alguno. Y como tengo varios libros publicados y entre ellos uno dedicado “A Franco y el pueblo español en su época”; el que quiera que lea lo mucho e imparcial que yo he escrito, no por Franco, sino por España y los españoles, ya que yo soy uno de ellos y “protagonista como el que más”; puesto que soy huérfano, mi padre fue fusilado “por los seguidores de Franco” y sus huesos aún siguen en una fosa común y que nadie venga a decirme de buscar sus huesos para entregármelos; yo ya “pasé mis calvarios, mis éxodos y mis persecuciones” y asumiendo todo como maldición nacional que a todos nos alcanza, pensé y luché honradamente, pensando en una España justa y responsable”; cosa no posible, puesto que a los malditos de entonces, les han ido sucediendo, los malditos de después, los que dijeron aquello de… “Puedo prometer y prometo… o aquello otro de… A España la vamos a dejar que no la va a conocer, ni la madre que la parió”. Y efectivamente no la conocemos y a la vista está, con la gangrena que seguimos manteniendo y que se muestra ya incurable… ¿Terminaremos de nuevo en nuevos años de hambres y en nuevas cartillas de racionamiento? Yo no desde luego, soy ya viejo, llevo ya tres infartos y espero ya con deseos de irme, a ver si viene el cuarto y me lleva pronto.
Y por favor… cuando hablen de todas estas miserias, procuren no “dejarse cosas interesantes en el tintero”; a ver si de una vez “los pobres e incultos (la masa) de españoles se civilizan lo suficiente, para que no sirvan ya más veces de “carne de cañón”…Gracias.
NOTA: Dejen ya los muertos donde estén, desenterrarlos cuesta muchísimo dinero; con el dinero hagan viviendas, escuelas, hospitales y “cosas así” que es lo que necesitan los vivos, aunque muchos ni lo sepan.
OTRA: (Texto de parte de uno de mis artículos recientes) Como todo esto, es querer… “hacer pan sin harina ni incluso agua y horno”, ya me dirán ustedes la que les espera a los incluso “aún no nacidos” y el porvenir a donde vienen a desarrollar los supuestos saberes que en este “país de granujas y cosas mucho peores”, les han destinado para ni siquiera poder “sobrevivir”, malditos sean todos los culpables de todo ello, puesto que “todo efecto tiene una causa”. Y España era rica desde que desaparecieron de aquí, aquellas malditas cartillas de racionamiento, consecuencia de la devastación de otros malditos políticos que llegaron a producir la maldita guerra civil, en cuyo transcurso tuve la desgracia de nacer; por lo que por cojones y como víctima de las máximas que surgieron de la misma, tuve que vivir “nadando en aquellas inmensas miserias que hubimos de vivir la inmensa mayoría de habitantes que quedamos vivos”; puesto que entonces y como ahora mismo, los más inútiles y sin escrúpulos vivieron a costa de aquellas miserias que otros padecimos. En resumidas cuentas y concretando: “un siglo y lo que cuelgue de un nuevo “éxodo”, perdidos para la mayoría de habitantes de este territorio que se sigue denominando España y donde la crónica “gangrena política”, sigue imperando con la misma virulencia que en ya muchos siglos de su tormentosa historia”. Amén.


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (Aquí mucho más)

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1941
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.