La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves


Recordando tiempos pasados “o haciendo Historia” Exactamente lo mismo que murió el franquismo, ha muerto la política denominada de “la transición”; pero con una gran o enorme diferencia: “el Franquismo nos dejó ricos y bien pertrechados

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

19062017

Mensaje 

Recordando tiempos pasados “o haciendo Historia” Exactamente lo mismo que murió el franquismo, ha muerto la política denominada de “la transición”; pero con una gran o enorme diferencia: “el Franquismo nos dejó ricos y bien pertrechados




Recordando tiempos pasados “o haciendo Historia”

Exactamente lo mismo que murió el franquismo, ha muerto la política denominada de “la transición”; pero con una gran o enorme diferencia: “el Franquismo nos dejó ricos y bien pertrechados en lo económico y social”; y la tan pomposa y cacareada “Transición española”, nos deja, pobres, empobrecidos, indigentes en masa, incluso con hambres manifiestas en sectores que ya han de pedir limosna simplemente para comer… delincuencia enorme y de todas las escalas habidas y por haber, donde la corrupción política, incluso la “sindical obrera y la sindical empresarial, destacan con méritos propios”, cosa que o no había, o apenas notábamos en aquel 1975 en que murió “la tan denostada Era anterior; en la que las cárceles que había estaban bastante desocupadas y por el contrario, las que hoy existen y que en cantidad, “centuplican” la capacidad de aquellas, ya que están llenas a rebosar, mientras los juzgados, que igualmente se han “centuplicado”, permanecen “atorados” o llenos a rebosar de infinitos expedientes delictivos, los que de resolverse con la rapidez que debieran, ni imaginamos la enorme cantidad de nuevos presidiarios que arrojarían a unos presidios que no existen ya y por cuanto no habría plazas para tanto “lumpen” o de “guante blanco” como hay a la vista, u oculto en vete a saber que recovecos de todo el sucio entramado que ha proliferado en estos últimos cuarenta años. O sea “todo un éxito de la bien calificada y clasificada casta política que se adueñó de España a la muerte de Franco” y la que hoy se desgañita, gritándonos sus excelencias para que los votemos de nuevo.
No, no me excedo en este concentrado prólogo de hoy; puesto que cuando se escriba la verdadera historia, si los historiadores son honrados, “los libros van a arder con sus brasas interiores”, puesto que como ya escribí hace tiempo, “La época del reinado de Juan Carlos I, sería catalogada en la historia, como la de mayor corrupción en la era contemporánea”.
Trabajo tiene su hijo y heredero, para “recomponer el sucio y roto tejido que ha heredado”; esperemos que lo consiga en bien de todos los españoles (que nos da igual monarquía, que república, que “el consejo de ancianos”, siempre que gobiernen bien) y no sólo en el de “las castas privilegiadas” y que como siempre, han surgido en la vieja y arrugada “España de casi todos los tiempos”; culpables únicos de que este país o nación, no ocupe el lugar que le corresponde en el ámbito mundial.
Y no me excedo por cuanto “lo que hoy ya hiede a más que podrido”, se viene denunciando hace muchos años y entre los que tuvieron la valentía de hacerlo, figura uno muy destacado, que ya hace más de tres lustros, incluso escribió un libro que metía no “el dedo en la llaga, sino en los principales huecos del cuerpo ya en pudrición cual era España” (Jesús Cacho y su libro “El negocio de la libertad” del que se hicieron varias ediciones (1999-2000) y que fueron tragadas por las élites dominantes, sin pleitos ni demanda alguna, cosa sorprendente “en el país de los pleitos eternos”); y el que con una larga carrera siguen denunciando casi cada día, lo que en realidad pasó y pasa aquí; escribiendo con claridad como demuestra lo que sigue y que copio, dejándoles la dirección para que puedan leer el resto “que es tremendo”.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
“La descomposición de un partido llamado a refundarse o desaparecer: “La mejor historia de España en los últimos años está toda ella teñida, determinada, por una vieja tradición de melancolía que en forma muy visible reaparece en los mayores historiadores del momento. A la contemplación de la historia se le inyecta el deseo de que hubiese sido de modo algo distinto de cómo fue, no por capricho o sentimentalidad de estos sabios, sino porque la historia de España hace siglos que viene consistiendo -entre otras muchas cosas- en un anhelo de desvivirse, de escapar a sí misma. Las ideas de grandeza y de decadencia no sirven aquí para mucho”. El párrafo pertenece a La realidad histórica de España, el célebre ensayo de Américo Castro enmarcado en el debate intelectual acerca de la identidad nacional española, el “Ser de España” o el “Problema de España” que, surgido a finales del XIX, se prolongó durante décadas y de algún modo aún sigue vivo. – La melancolía se ha hecho carne de nuevo entre nosotros al socaire del fracaso aparente de la Transición, ese periodo histórico que se abrió tras la muerte de Franco y que durante años hizo pensar a millones de españoles que sí, que esta vez sí, que a caballo entre el tormentoso siglo XX y el prometedor siglo XXI había llegado el momento de la redención de nuestras miserias y la conversión de la vieja atrabiliaria España en un país definitivamente moderno, incluso ejemplar. Aquel proyecto por el que valía la pena apostar, se ha visto arrastrado por el fango por culpa de la corrupción, la sed de dinero y la falta de escrúpulos morales y éticos de las elites políticas llamadas a defenderlo y engrandecerlo. Todo está podrido, porque una generación entera de políticos, los beneficiarios de la Transición, se han entregado a la adoración del becerro de oro del dinero sin ningún tipo de escrúpulos. Casi solapado con el escándalo Rato, la última desgracia que nos ha caído encima atiende a los nombres de Federico Trillo y Vicente Martínez-Pujalte. – Las explicaciones que llegan de la ribera popular sólo consiguen aumentar la congoja de quienes no pueden sino sentirse avergonzados ante semejante espectáculo de rapiña. Pujalte ha reconocido que los cobros existieron y que, “aunque no parezcan éticos, son legales”, argumento en el que también ha insistido Trillo. Y el PP ha considerado “suficientes” las disculpas. Más aún, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha venido a justificar la faena asegurando que los sueldos de nuestros parlamentarios “son de los más bajos de la UE”, por lo que no ve mal que sus señorías puedan completar su estipendio haciendo lobby en sus ratos libres”.
Lo que antecede es un “espulgueo” y que afecta a un solo partido, lo que en realidad es poca cosa, para “la costra inmensa de cosas iguales, similares o mucho peores que ahoga a España en la que nadie dimite (o apenas nadie) y todos se quedan en el gobierno al que llegaron, como si aquí no hubiese pasado nada; es más, muchos presumiendo de que lo hicieron bien y queriendo ser reelegidos de por vida, puesto que consideran el cargo transitorio, “como una propiedad registrada en el registro oficial de la propiedad inmobiliaria”.
Y en esta situación angustiosa, nos sitúan empujándonos a votar “más de lo mismo, cómo lo menos malo a elegir”… ¿Qué va a ocurrir en un futuro ya inmediato? No lo sabemos, pero lo triste es que la mayoría no sabemos y no nos fiamos ya de nadie… “puesto que nos han robado hasta la ilusión”, cosa esta gravísima. Dejo como vengo haciendo hace ya tiempo, puntos de reflexión, de pensadores afamados, por si ello nos pudiera ayudar en algo… “en esta nueva galerna, tifón, maremoto, o nueva plaga, que nos amenaza”; puesto que pensar hoy, “en brisas benignas, es de ingenuos; y milagros nunca hubo ni los habrá”.
“El precio de desentenderse de la política es el de ser gobernado por los peores hombres”: Platón
Hobbes dejó escrito, que si una realidad no se encara puede tener perturbadoras consecuencias. “Las obligaciones del súbdito con el Estado duran lo que dura la capacidad de éste para protegerle. Ni un minuto más”, sugería el filósofo inglés.
Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder. (Abraham Lincoln)
“Está claro que la gente no entiende el sistema monetario y bancario, porque si lo entendiese creo que habría una revolución mañana por la mañana”. (Henry Ford lo dijo en 1922)
POLÍTICA Y JUSTICIA: “La ley es como una red que atrapa las moscas y deja pasar a los pájaros”. La política se creó para “legalizar” la corrupción. (Anacarsis. siglo VII a.C.)
BIPARTIDISMO: «Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder, son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve.» (Benito Pérez Galdós)
“El individuo es superior a la masa”; lo escribí hace muchos años y lo he reiterado en muchos de mis escritos publicados; a finales de 2014 Manuel Alcántara (Ideal 04-12-2014) escribió, “Decía Einstein, que creía que el valor principal de una sociedad no es el Estado, sino el individuo”; lo que me dejó muy satisfecho de mi propia deducción.
“Los políticos mienten cuando afirman, mienten cuando niegan, y sobre todo mienten cuando callan”. Miguel de Unamuno. (Escrito hace varios años)


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (Aquí más)

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1969
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.