La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
50% 50% [ 1 ]
50% 50% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves


222 MILLONES POR UN FUTBOLISTA El pasado tres de agosto se produce este escandaloso (y para mi pernicioso) hecho en que un futbolista (adrede no citaré nombres puesto que para mí carecen de importancia) “se vende” desde España a otro equipo francés, por

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

04092017

Mensaje 

222 MILLONES POR UN FUTBOLISTA El pasado tres de agosto se produce este escandaloso (y para mi pernicioso) hecho en que un futbolista (adrede no citaré nombres puesto que para mí carecen de importancia) “se vende” desde España a otro equipo francés, por




222 MILLONES POR UN FUTBOLISTA

El pasado tres de agosto se produce este escandaloso (y para mi pernicioso) hecho en que un futbolista (adrede no citaré nombres puesto que para mí carecen de importancia) “se vende” desde España a otro equipo francés, por la escandalosa cifra que cito en mi titular; “cosa que llena de furor informativo a todo aquel que vive del fútbol y le interesa que este ya inmenso monstruo siga creciendo y creando lo que para mí ya es “un mundo de venenos”, que ya veremos cuando acabe qué queda de “tan inmensa bengala”. Intuyo que quedará como un hecho más de la absurda historia del “homo” (lo de sapiens hay que dudarlo y mucho) y como quedaron los “corredores de cuadrigas o los gladiadores (famosos y que lograron hacerse ricos riquísimos y gozaron de todos los placeres materiales) de la poderosísima e imperial Roma”, la que terminó por ser “comida por sus propias miserias” (lo de los bárbaros que dicen la destruyeron, es otra mentira más de las muchas que nos incrustaron en la historia) ya que aunque tardó mucho, la corrupción del imperio fue la causa de su muerte; y a esto que hoy ocurre con lo que ni fue ni es deporte y menos lo del fútbol…
“En el Universo todo lo que nace es para morir” y concretamente el fútbol… ¿Para qué sirve y que aporta de positivo a la humanidad? Un hortelano “sacando papas en su huerta” produce algo mucho más positivo, que todos los venenos que ese engendro inocula a los pobres humanos, que en él, lo único que ven la mayoría, es dinero y fama.
¿Pero cuantos miles, decenas de miles, centenas de miles o millones destruye ese monstruo y no solo en los hijos sino incluso en los padres de las criaturas, los que se dedican en cuerpo y alma, para que su vástago ascienda en ese mundo del dinero y la fama? ¿Cuántas tragedias se producen en el ancho mundo por ese falso deporte como otros muchos más que abundan cada vez más? ¿Cuántos fracasan en relación a los escasos que llegan a esas monstruosidades de dinero?
¿Cuántas corrupciones hay en los intestinos de esa masa incalculable de dinero donde habitan parásitos o carroñeros de todo tipo y condición? No hay más que entrar en los fondos bibliográficos de “los podridos escándalos que llegan a ser conocidos y publicados”, para sentir un enorme asco, de lo que en principio aquellos sabios que idearon el deporte puro, lo hicieron para “dessalvajar al muy salvaje homo de su tiempo”, imponiéndole incluso que mientras se celebrasen aquellas “olimpiadas”, interrumpieran sus continuas guerras y guardaran sus armas, para de verdad tratar de cambiar su animalidad, por lo que debiera ser… “cuerpo sano en alma sana” (es el alma la que contiene al cuerpo y no como se nos ha dicho) por descontado que el amasar fortunas enormes no entró en la mente de aquellos sabios, que pese a su buena voluntad fracasaron y a la vista está hoy lo que en realidad es ese inmenso engendro que nos presenta el mundo actual, con la palabra deporte.
Aunque el fracaso ya viene de lejos y mucho antes que naciera Cristo y lo atestigua el sabio Diógenes, el que por curiosidad de magnífico filósofo, fue a Olimpia para ver in situ las ya entonces famosas… “olimpiadas”. Regresado de aquel viaje, un conocido le preguntó… ¿Diógenes fue mucha gente a la olimpiada? Y el sabio escuetamente le respondió… “Gente mucha hombres pocos”: Amén.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 1969
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.