La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.

Unirse al foro, es rápido y fácil

La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La Cafeteria & Co
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq233%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 33% [ 1 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq20%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 0% [ 0 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq233%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 33% [ 1 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq233%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 33% [ 1 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq20%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 0% [ 0 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq20%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 0% [ 0 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq20%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 0% [ 0 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq20%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 0% [ 0 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq20%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 0% [ 0 ]
Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq20%Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, FONDOq2 0% [ 0 ]

Votos Totales : 3

Palabras claves

intoxicados  aurelio  mongo  


Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste” Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades,

Ir abajo

23022021

Mensaje 

Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”    	Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, Empty Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste” Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades,




Diógenes, su linterna, “aquel mundo y éste”

Fue un gran sabio de su época y muy lejos de las “críticas” alusivas a su más o menos “desordenada vida privada”; puesto que en realidad y consciente de su impotencia, derivó en una serie de excentricidades, para de alguna manera, “reírse” de sus contemporáneos, lo que logró hacer, hasta con el más poderoso de su época, “Alejandro Magno o el grande”, y la historia lo refleja con toda claridad.
Otro hecho también histórico, fue el que protagonizó, paseando a pleno día de sol, por las calles de Atenas, llevando encendida “una linterna” (o candil); lo que era algo insólito y por tanto sorprendente; y como era “famoso” por su sabiduría, quienes le conocían, le preguntaban… ¿Dónde vas Diógenes con esa linterna a pleno día, que buscas? Y a lo que éste impertérrito respondía… “Voy buscando a un hombre íntegro”. Imaginemos los comentarios que ello provocaría y el revuelo que armara, por lo que por ser él “quien era o fue”; aquel hecho pasó a los escribas e historiadores, así como a todas las clases sociales, “de la cuna de las democracias”, donde la corrupción imperaba y de allí, aquella protesta “sin palabras”, pero fruto de una inteligencia privilegiada, la que demostró serlo, simplemente, “encendiendo un candil de aceite y paseándolo a pleno sol, por las principales calles de aquella famosa metrópoli”.
La corrupción ha sido y sigue siendo una constante en todas las sociedades que “el mono humano” ha formado o conformado; y por ello todas fracasan por muchos “adelantos e inventos que descubran”. Y ello es por cuanto todos esos inventos o los más importantes (como ahora todo el mundo de los “ordenadores”) al final, se apoderan de ellos, los sedientos de dinero y poder; y los emplean no para el beneficio de la sociedad, sino en el propio o de “grupo”, para explotar mucho mejor a esa sociedad, que como la que padecemos hoy, “la esclavizan con mucha más facilidad y sin necesidad de latigazos o cámaras de tortura medieval”. Tampoco hoy, haría nada un nuevo “Diógenes” (o mil) puesto que los medios de propaganda y control, también los tienen el individuo o grupo antes citado, que igualmente controla el dinero, y con éste “compra a todo el que se vende”, que a la vista está, son la mayoría de los que debiendo cumplir con su misión, se dejan sobornar o comprar por cantidades que según cada cual requiere; puesto que sigue siendo verdad, el que “en general”, todo mono o mona humanos, tienen un precio, salvo excepciones que no deben ser muchas llegado el momento crucial de “la compra-venta”. No hablemos de los grandes abusos, que comenten los gobernantes o controladores de sociedades opulentas, y lo que se asignan sin escrúpulo alguno anual, mensual, o como retiros vitalicios, a costa de los que no pudiendo defenderse, tienen o tenemos que soportarlo.
Ocurre igual con el robo, que en general sólo no roba, nada más que el que no puede o no tiene dónde;
cosa que en mi país, se refleja en la metáfora, de, “aquel creyente que iba casi a diario a la iglesia de su barrio, y en la que postrado ante el santo de su devoción, simplemente le hablaba en voz alta, de esta forma… “si tú sabes que yo no vengo a pedirte nada, pero ponme donde haya, del resto me encargaré yo”.
Y no, no roba sólo el gobernante de más o menos alta graduación y sus más allegados cómplices (Mientras escribo, recuerdo que se decía que el último Sha de Persia, cuando huyó tras la llegada de Jomeini, se llevó en aviones, hasta los caballos de sus cuadras)… de la misma forma roba, “todo el que se lleva algo que no le pertenece”, aunque ese robo, no sea en especie, puesto que roba igualmente, quién teniendo que estar un tiempo o atender un cometido, no lo hace con la diligencia y puntualidad que debe, al permanecer en el mismo y cobrar los emolumentos que recibe; por tanto “la plantilla de ladrones en este mundo, es infinita”, piense usted que me lee y deduzca por sí mismo.
Pero lo triste y ya desesperante por la situación a que se ha llegado y que se piensa mantener por cuanto nadie “de altura” dice ni pío, es que al igual que no sirvió para nada, el hecho del Sabio Diógenes que hoy cito, tampoco sirve para nada, lo que denunciamos, “los diogencillos de a pie que nos manifestamos en lo público”, como por ejemplo, hoy en un foro de protesta, yo he aportado lo que sigue.
“El problema es que todos los sistemas políticos SE HAN CORROMPIDO; se ha perdido y olvidado totalmente, el que LA POLÍTICA ES UN SERVICIO PÚBLICO, DE POR Y PARA EL PUEBLO; ya todo es ir a controlar un gobierno y a través de él, controlar el dinero público y todas las riquezas estatales (Caso de Venezuela) robar todo lo que se pueda, en connivencia con "los elementos necesarios", que robarán a la par; y corrompidos todos los sistemas legales, HACER LO QUE LES VENGA EN GANA, INCLUSO ASESINAR A QUIÉN SE OPONGA. El pueblo se esclaviza puesto que queda totalmente INDEFENSO, ANTE LO QUE SE CONVIERTE EN UNA TIRANÍA MÁXIMA. Y como los que se dicen, "oposición", llegados al poder, se convierten en unos iguales o similares, esto, difícilmente se va a solucionar, puesto que más o menos ocurre en todo el mundo y en grados, "que a la vista están", cada vez LAS RIQUEZAS MUNDIALES ESTÁN EN MENOS MANOS, LA POBREZA AVANZA Y ELLO NO SIGNIFICA OTRA COSA QUE LO QUE YO AFIRMO AQUÍ Y AHORA... ME GUSTARÍA QUE ALGUIEN ME CONVENCIERA DE LO CONTRARIO, EL MUNDO SE HA CONVERTIDO EN UN PLANETA DE LADRONES, Y NO ROBA EN GENERAL, NADA MÁS QUE EL QUE NO PUEDE. AMEN.

NOTA: Diógenes el Cínico, fue un filósofo griego perteneciente a la escuela cínica. Nació en Sinope, una colonia jonia del mar Negro, hacia el 412 a. C. y murió en Corinto en el 323 a. C. No legó a la posteridad ningún escrito; la fuente más completa de la que se dispone acerca de su vida es la extensa sección que Diógenes Laercio le dedicó en su Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más)

avatar
Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 2965
Reputación : 68
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : redditgoogle

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.