La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq250%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 50% [ 1 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq250%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 50% [ 1 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]
¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq20%¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta FONDOq2 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Palabras claves

intoxicados  


¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II) Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta

Ir abajo

11122018

Mensaje 

¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)  	Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta Empty ¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II) Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes ta




¿LIBERTAD... PARA QUÉ? (y II)

Aún cuando la libertad (“terrible libertad”) nos la proporciona el propio Dios, o como queramos denominar a esa Fuerza Universal que otorga el ser; y la que partiendo de la más burda materia que conocemos (cuyos orígenes tampoco sabemos a ciencia cierta) va formando una cadena de vida, la que culmina en el animal denominado “homo sapiens-sapiens” y que nos da la sensación (no me atrevo a asegurarlo) de que somos “los reyes de la Creación”... esa libertad, también nos la limita, el mismo origen, puesto que al darnos igualmente un sentido de responsabilidad-irresponsabilidad, siempre podemos optar por diferentes formas del empleo de esa hipotética libertad, que no lo es tal, si meditamos y analizamos a fondo, esa dádiva divina.
De todo ello se desprende el inmenso miedo que a muchos produce, el emplear su libertad individual y por ello, en inmensa mayoría (las masas totalmente) esperan y aguardan de forma estática (cómoda en demasía) el que sea otro, el que les abra el camino o que les diga lo que tienen que hacer, por aquello que se atribuye a los jesuitas y que tajantemente afirma... “El que obedece no se equivoca”.
Lo que antes afirmo, es válido desde para lo que hay que comer o vestir, pasando por lo que hay que ver ú oír... hasta llegar a lo que hay que adorar como Ser Superior, ó “delegaciones del mismo”. Y el que dude de lo que digo, que simplemente examine su alrededor y si no es muy tonto, seguro que encuentra ejemplos a miles.
Quizá por ello; a uno de los más terribles gobernantes del pasado siglo (hubo muchos equiparables al mismo o mucho peores aún) le es atribuida la terrible y perversa frase que contundente por demás, afirma: ¡¿Libertad... para qué!?. Frase atribuida a Vladimir Ilich Ulianov, más conocido en la terrible Historia del siglo veinte, como “Lenin”; santón venerado hasta “hoy mismo” en la Plaza Roja de Moscú, y cuya momia, conservada como procede para que las masas la adorasen... ahora ni saben cómo quitársela de encima, los nuevos dueños de la inmensa Rusia; que de la noche a la mañana, pasó del capitalismo-comunista, al “otro del campo opuesto”; y no olvidemos (al paso de lo que digo) el que las masas rusas, puede que hoy estén bastante peor aún, de cómo lo estaban cuando sus dueños, eran los zares y príncipes rusos, amén de la omnipotente religión ortodoxa que dice seguir a Cristo...?
Y por fín, voy a llegar al motivo que me inspira lo antes escrito y que (seguro) podría seguir ampliando, por cien folios más... pero ya estoy cansado de escribir libros, que tengo –luego- que editar yo mismo y a mi expensas totalmente.
El 21 de enero de 2001; en el suplemento dominical del diario Ideal (“El Semanal”) viene una entrevista, al que se denomina, como uno de los mejores periodistas del mundo actual y el que crítico por demás (dicen) es el actual director de “Le Monde diplomatique” (París) Ignacio Ramonet. Y digo lo de “dicen”, por cuanto si mal no recuerdo “Le Monde”, era (o sigue siendo) el mejor periódico comunista (“o de izquierdas” (es un decir) de todo Occidente: y algo así, como la avanzada en lugar estratégico, del ya fenecido Imperio Comunista denominado “URSS” (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).
El periodista entrevistador (mujer: Gloria Otero) destaca en su titular la frase siguiente “Nos han convencido de que el mercado es la gran felicidad”; frase dicha por el Sr. Ramonet, al que igualmente le es atribuida la de: “pensamiento único” y el que ha escrito, infinidad de artículos y libros, denunciando todo lo denunciable, pero el que imagino, que vive “al estilo París, que no creo sea nada proletario ni nada que se le parezca”... puedo estar equivocado, pero tendría que verlo con mis propios ojos, para rectificar lo que digo.
No voy a copiar toda la entrevista, pero si, algunas preguntas y respuestas, por cuanto son de interés, “viniendo de donde vienen”: veamos.
Preguntado sobre la prensa actual y su poder; responde: “El papel del cuarto poder ya no funciona porque la prensa se ha convertido en un poder opresor, íntimamente ligado al poder económico. Es un protagonista más de la globalización, y su objetivo no es vender información a unos ciudadanos para crear civismo y mejorar la democracia, es vender una audiencia a unos anunciantes, éste es el verdadero negocio. El sentido elevado de la información ha desaparecido porque lo que trae dinero es otra cosa”.
Preguntado así: “¿nos han convertido en eso que alguien llamó “idiotas especializados”, gente que sólo sabe de un pequeño fragmento de asuntos y absolutamente nada del resto?”: Responde cuanto sigue: “Saber cada vez más de cada vez menos es una característica de nuestra sociedad. Ya no hay especialistas de lo general, gente que ve todo. Estamos en un momento en que las grandes filosofías éticas, como las religiones, se apagan lentamente. O persisten como grupos intolerantes y fanáticos. No queda ya un proyecto de solidaridad de tipo político o filosófico en pie. Pero en cambio, las tres personas más ricas del mundo tienen un patrimonio superior al de dos mil quinientos millones de personas. El señor Bill Gates, por ejemplo, tiene un patrimonio equivalente al de ciento veinte millones de americanos, que son los ciudadanos más ricos del mundo. Para medir el escándalo que esto supone, hay que decir que hace cinco mil años, el faraón no era tantas veces más rico que el último de sus esclavos. Hay más desigualdad que entonces. ¿Dónde está el progreso?
Otras frases sacadas del texto general (que recomiendo, busquen y lean): “Las máquinas de comunicar no nos hacen más libres, nos muestran más, nuestra inmensa soledad” – “Aún no hemos dejado de ser humanos. Es posible que dejemos de serlo. Sobre todo con la ingeniería genética y las transformaciones que puede producir a escala del ADN etc.” – “A lo largo de los siglos, y en todas las civilizaciones, lo que ha movido a los seres humanos son esencialmente dos cosas: el deseo de justicia y el de igualdad. Son dos rasgos casi genéticos del pensamiento humano”.
Meditemos sobre la frase que dedica a lo que él denomina “máquinas de comunicar”; efectivamente, la soledad está tras el teléfono, el televisor, la radio; más aún en el “tan cacareado Internet”, donde los que dicen comunicarse y querer comunicación, generalmente ocultan sus nombres y apellidos, no hablemos de sus domicilios: tienen miedo y se esconden, no se fían unos de otros; por tanto si ello es progreso, que me lo expliquen convincentemente... El Internet, puede llegar a ser (como los otros medios) un medio de comunicación e intercambio humano y verdadero, pero siempre que lo sepan emplear, personas humanas y verdaderas, preparadas para ello, pues si nó... será lo que yo detecto que ya es, en gran medida... un simple juguete para seres inmaduros, mal formados, o cosa peor aún y que cada cual saque sus conclusiones.
He recogido esas frases, sacadas de contexto, por lo expresivo de las mismas
y terminado con una, que para mí es la principal, por cuanto significa de fe y esperanza, que por lo que sea, debe servirnos para algo; al menos para saberse... “palillo mondadientes o brizna de paja flotando sobre las aguas de un inmenso río, imaginario”... ¿O real?
En la prensa (también entra la radio y la televisión) ya lo dice quien es un “experto” (se supone) lo que ocurre en la actualidad y salvo excepciones que indudablemente las hay, pero siempre en minoría extrema. Yo recuerdo, cuando en 1.976 inicié mis colaboraciones en una emisora con cobertura provincial (Jaén) y la que mantuve durante diecinueve años, sin cobrar ningún emolumento y teniéndome que ir, por cuanto, “fuerzas ocultas me expulsaron”... Sin embargo, cuando entré, el director decía (y mantenía) con cierta satisfacción, que: las bases de la radio eran tres principales: FORMACIÓN, ENTRETENIMIENTO E INFORMACIÓN y es claro que en base a las mismas, obtener un negocio rentable para la propiedad. Aquello y al poco tiempo, había pasado “a la historia”, lo interesante era ganar dinero... “ofreciendo al oyente lo que fuese y siempre que fuese pagado generosamente”. Veamos y observemos con detenimiento, lo que hoy hay en esos medios y deduzcamos por nosotros mismos, lo que ofrecen, que dicho con toda la caridad posible, aparte de horrible y deleznable... es de pena y de lástima. Dejemos aparte las excepciones por cuanto antes he afirmado, pero siempre, esas excepciones, las encontraremos en espacios o lugares, de poca audiencia y horas... “no comerciales”.
Pero a pesar de todo, yo me reitero en mis propias convicciones, puesto que a pesar de lo que dijera el profeta: “hay que seguir predicando en el desierto” y tener fe y confianza, en que todo edificio, por grande que sea... empieza, en... “una primera piedra, que alguien inteligente, coloca o dice donde hay que colocar”.
Confiemos en que los “buenos constructores”, no hayan desaparecido y que simplemente estén ocultos, pero que aparecerán antes o después y con la profusión que está necesitando, ésta humanidad, débil en demasía... “y que se cae a pedazos”.



Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (Aquí más)

Jaén: 25 Enero 2001

avatar
Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 2444
Reputación : 68
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.