La Cafeteria & Co
Hola !!! Bienvenidos a "La Cafeteria & Co" un

espacio de

amigos que nos reunimos para opinar, publicar y expresarnos

libremente en un ambiente de respeto y cordialidad.
La Cafeteria & Co
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
La ultimas notas en TP
Sondeo

Para que usas internet?

El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq233%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 33% [ 1 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq20%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 0% [ 0 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq233%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 33% [ 1 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq233%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 33% [ 1 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq20%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 0% [ 0 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq20%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 0% [ 0 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq20%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 0% [ 0 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq20%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 0% [ 0 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq20%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 0% [ 0 ]
El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq20%El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado FONDOq2 0% [ 0 ]

Votos Totales : 3

Palabras claves

intoxicados  aurelio  mongo  


El dinero y el poder En este “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado

Ir abajo

12112020

Mensaje 

El dinero y el poder    	En este  “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado Empty El dinero y el poder En este “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado




El dinero y el poder

En este “planeta de monos humanos”, de las primeras cosas que aprende el nuevo habitante por lerdo que sea, es que para casi todo, lo primero que necesitas es “dinero para obtenerlo”; puesto que sin dinero, casi todo te es negado por necesario que pueda ser lo que necesitas. Y si vienes “bien dotado” de las facultades que sean, necesitarás igualmente dinero, para escalar saberes y que ellos te ayuden a escalar u obtener puestos que te sitúen y distingan del “resto de los homínidos, que van a competir contigo sin consideración o piedad alguna”; puesto que aquí, “fuera de la madre y el padre” (adrede y por este orden) apenas nadie te dará, como decía mi muy querida abuela materna… “ni un soplo en un ojo”. Aquí el dinero es el poder y el poder es el dinero; por ello se le presta la adoración de un dios real, incluso mucho más que a los otros dioses religiosos de las múltiples religiones, que nos hablan de paraísos y felicidades etéreas.

Debido a ello, la más cruda sentencia que yo he conocido de este planeta, la dejó para la historia del mismo, un muy “destacada mono”, que en su tiempo llegó a ser el más rico del mismo, lo que es claro que lo consiguió con muy pocos escrúpulos; luego le vino “su ocaso” y al final, como a casi todo “mono humano”, queda una tumba, un recuerdo, y la nada. Pero a este le va a sobrevivir su terrible sentencia, ya que fue la siguiente: “En este mundo todo se compra con dinero… y lo que no se compra con dinero… se compra con más dinero”. Nos lo dejó, un tal, “Aristóteles-Sócrates Onassis; “q.e.p.d., “si es que los grandes sinvergüenzas logran descansar en paz alguna vez”.
Sobre el dinero y la felicidad, unas señoras preguntaron a nuestro Premio Nobel (Literatura 1922) D. Jacinto Benavente, lo siguiente: “Don Jacinto el dinero da la felicidad” y a lo que este inteligente intelectual y sonriendo, simplemente les respondió… “No hijas mías, pero la facilita mucho”; lo que considero debe entenderse así; “el dinero es un medio, nunca un fin”, puesto que como medio inteligente, facilitará mucho de lo que desea y verdaderamente precisa “el mono humano”. Como fin es el peor castigo que puede padecer ese mono ambicioso en extremo, que vive sólo para acumular dinero, “poniéndole más ceros a la derecha de todas sus cuentas”, lo que conlleva no servirse del dinero para nada positivo, muy al contrario, se pasa a ser un pobre esclavo del dinero, al que servirá de por vida; de ahí parte a mi entender, la terrible sentencia de la sabiduría popular… “era tan pobre tan pobre, que sólo tenía dinero”.
¿Pero qué es el poder del dinero en manos del ambicioso y más aún si es avaro insaciable? Puesto que el dinero es la más peligrosa de las materias que puede manejar “el mono humano”; y de su mal uso o empleo, proceden todos o casi todos los males que él mismo padece; y peor aún, que hace padecer a los demás.
¡Cuánta sangre sudor y lágrimas produjeron y siguen produciendo esas avaras e insaciables ansias de dinero y poder! Sólo hay un ejemplo de desprecio a todo ello y que se encuentra en la historia de nuestra civilización occidental; y tuvo lugar mucho antes de que llegara Cristo… Era la época en que dos coetáneos famosos vivieron; uno fue Alejandro Magno o “el grande”; el otro un filósofo que de vuelta de todo llegó a vivir en un barril o tinaja, en un apartado lugar de la que entonces fue la primera y más civilizada ciudad; Atenas; y allí realizaba su vida, sin mucho decoro (hay que decirlo) pero importándole “un rábano”, el resto de la sociedad. Pues bien, como a pesar de todo “atesoró una gran fama de sabio cínico”; llegada ella al poderoso Alejandro, quiso ir a visitarlo para conocerlo y ofrecerle lo que le quisiera pedir.
Llegado con su gran comitiva y boato digno a tal personaje, y ya en las “puertas” de la tinaja del sabio; desde el caballo que montaba, más o menos le dijo a Diógenes, que se encontraba sentado en el suelo tomando el sol y que ni se inmutó de la presencia del poderoso… “Diógenes admirado por tu fama y sabiduría, he venido a conocerte y a ofrecerte lo que me pidas”… y a lo que el sabio, indiferente a tan gran oferta le respondió… “Pues apártate tú y tu caballo, que me estáis tapando al Sol”.
Al instante el jefe de la escolta del emperador, agarró la espada y quiso cortarle la cabeza, a tan osado individuo; pero aquel también gran hombre en sus cometidos históricos, respondió con la grandeza del hombre grande que era y pese a su juventud, ordenando de inmediato… “Quieto, dejemos en paz a Diógenes; que si yo no fuera Alejandro, me gustaría ser como él”. Cito de memoria pero los hechos, más o menos fueron así, y así los recogieron los historiadores griegos de su época.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (aquí mucho más) y
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Antonio García Fuentes
Miembro distinguido
Miembro distinguido

Mensajes : 2934
Reputación : 68
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : redditgoogle

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.